...
...

Civilizaciones y tectónica

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Civilizaciones y tectónica

Área: General — Lunes, 25 de Agosto de 2008
Muchas de las civilizaciones de la antigüedad se distribuyen a lo largo de los bordes de las placas tectónicas.
Foto
A pesar de que el ser humano se ha difundido por toda la superficie terrestre, las civilizaciones han aparecido solamente en determinados puntos del planeta. Se han sugerido numerosas explicaciones a este hecho, la mayor parte de ellas biológicas o ecológicas. Ahora se añade un elemento más al problema. Según un estudio la mayor parte de las civilizaciones surgieron a lo largo de los bordes tectónicos entre placas. Los investigadores sugieren que las fuerzas que generalmente son destructivas, como volcanes o terremotos, puede que hayan jugado un papel constructivo y no solamente destructivo en la historia de la humanidad. El hallazgo ha sido publicado en Geoarchaeology. 
Según el geólogo Eric Force es una relación que en un primer vistazo no tiene demasiado sentido, pero que el patrón no puede ser ignorado. Si se señalan los lugares que dieron lugar a las civilizaciones en un mapa geológico la relación salta a la vista.
Este geólogo se retiró después de una dilata carrera en el U.S. Geological Survey y ahora está afiliado a University of Arizona en Tucson. En tiempos llegó a tomar algunas clases en historia antigua.
La idea le vino a la cabeza cuando, estando de acampada, trataba de dormir. Se dio cuenta de que algunas civilizaciones surgieron a lo largo de los bordes de placas tectónicas.
Al menos en Asia y Europa la relación parece existir. Para comprobar si la relación era real situó sobre sus mapas geológicos los lugares en donde habían nacido 15 civilizaciones antiguas como Roma y Corintio en el oeste, Menfis y Jerusalén en oriente Medio y diversos lugares históricos en India y China. Entonces calculó la probabilidad de que estos lugares estuvieran situados al azar. Llegó a la conclusión de que 13 de los 15 sitios no pueden estar situados al azar. En su lugar parece que la gente de la antigüedad elegía como lugares de asentamiento las zonas con fractura tectónica, frecuentemente a una distancia menor a los 75 Km, pese al riesgo de terremotos, volcanes, tsunamis, etc. Las excepciones al patrón fueron Egipto y China.
El análisis indica además que las civilizaciones situadas lejos de estos bordes tectónicos tienden a durar más, probablemente porque sufren menos desastres naturales.
Foto
Las principales civilizaciones de Eurasia se distribuyen a lo largo de los bordes de placas tectónicas. Foto: Science.
Las teorías acerca de por qué las zonas tectónicas pueden haber alentado el surgimiento y crecimiento de civilizaciones pueden ser variadas. Los geólogos, por ejemplo, saben que estos bordes geológicos frecuentemente contienen amplios suministros de agua que pueden atraer a los humanos. También los volcanes enriquecen el terreno circundante con cenizas volcánicas que al final crean un suelo fértil para la agricultura. Pero según este investigador ninguna teoría explica bien el patrón encontrado. Quizás, según él, los ancianos preparan a los más jóvenes a enfrentarse al riesgo y a los desastres futuros, haciendo que en cada generación se desarrollen sistemas de arquitectura sofisticados que resistan terremotos, o que se creen buenos sistemas de almacenamiento de alimentos.
Según expertos en Arqueología podría ser que cierto nivel de inestabilidad geológica exigiera una respuesta organizada de las sociedades situadas en esos lugares. Geoff Bailey de University of York del Reino Unido especula que quizás incluso esos desafíos tectónicos y no los factores climáticos fueron también determinantes a la hora de que espolear la evolución humana en África.
Según las teorías al uso, expresadas por Jared Diamond en su libro “Armas, gérmenes y acero”, la diversidad biológica y los factores geográficos fueron determinantes a la hora del surgimiento de las civilizaciones. ¿Habrá una conexión entre actividad tectónica y diversidad biológica?
Fuentes y referencias:
Noticia en Science.
Ilustración: los jardines colgantes de Babilonia por Martin Heemskerck.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia