...
...

Descubren el gen que forma el córtex cerebral

Han conseguido identificar un gen que es el responsable de la formación del córtex cerebral, el gen denominado Lhx2. Este descubrimiento podría ser de utilidad en la investigación del uso de células madre para el tratamiento del Alzheimer, del infarto cerebral o de los traumatismos neurológicos.
Foto
Todas las facultades que consideramos superiores en nosotros, como nuestra capacidad de pensamiento abstracto, el pensamiento lógico, el lenguaje, la visión, la toma de decisiones, la percepción que tenemos del mundo… Todo ello depende del córtex cerebral. Es la capa superior del cerebro que, aunque está presente en todos los mamíferos, es en el ser humano donde se ha replegado sobre sí misma y crecido para así aumentar sus capacidades hasta unos niveles que no tienen comparación con otras especies.
Ahora unos investigadores de la Universidad de California en Irvine, entre los que se encuentran Edwin Monuki y Karla Hirokawa, han conseguido identificar el gen responsable de la formación del córtex cerebral: el gen Lhx2. Sin el gen Lhx2 las células corticales no formarían en córtex cerebral y desaparecería todo aquello que nos define como humanos. 
Este descubrimiento podría ser de utilidad en la investigación del uso de células madre para el tratamiento del Alzheimer, del infarto cerebral o de los traumatismos neurológicos.
Según Monuki la comprensión de cómo funciona este gen y su papel en el desarrollo de las células corticales podría ayudar a desarrollar un tratamiento que haga crecer nuevas células corticales a partir de células madre para reemplazar las células dañadas.
El gen Lhx2 es un gen perteneciente al grupo de genes denominados “genes selectores”, genes que actúan en momentos clave durante el desarrollo embrionario y directamente sobre las células madre (también denominadas troncales) en partes específicas del embrión, en este caso del gen Lhx2 actúa precisamente en el cerebro.
En los experimentos realizados con roedores los investigadores descubrieron que la actividad del gen Lhx2 es crítica sólo durante la fase en la cual el córtex se forma a partir de las células madre, pero ni antes ni después. Las células corticales que no expresan este gen terminan produciendo un tipo de células diferentes que inducen a las células vecinas a transformarse en células del hipocampo. El hipocampo es una parte del cerebro muy antigua desde el punto de vista evolutivo y encargado, entre otras cosas, de organizar la memoria y el procesamiento espacial.
El papel de este gen en el desarrollo del córtex tiene implicaciones en la investigación de células madre. El laboratorio de Monuki está estudiando actualmente cómo activar el gen Lhx2 en células madre nerviosas para iniciar el proceso de formación de células corticales nuevas. Si tuvieran éxito podría significar que tendrían ya una posible herramienta básica de futuras técnicas regenerativas neurológicas para su uso en potenciales pacientes.
Fuentes y referencias:
Universidad de California en Irvine.
Foto: Cortex cerebral, Universidad de California en Irvine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia