...
...

Einstein se equivocó

Einstein se equivocó. Si, sé que es EL genio de la física del siglo XX. Y que queda mal decirlo cuando acabamos de celebrar el centenario de la teoría de la relatividad. Pero todos han escrito ya sobre eso. Creo que puede aprenderse algo importante recordando no solo los aciertos sino también los errores.

¿Qué distingue a una teoría científica de las opiniones personales, la adivinación, la astrología o la pura especulación? Hay varios criterios, aunque uno muy popular es la hipótesis de falsabilidad de Karl Popper,según la cual deben existir experimentos que permitan intentar probarque la teoría es falsa. Pongamos un ejemplo cercano. La teoría de la gravedad dice que dos cuerpos se atraen entre si con una fuerza inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que los separa. Y podemos imaginar experimentos que la pongan a prueba. Con bolas de metal o con barcos en el mar, con planetas o con naves espaciales de 500 metros de largo (si existiesen, claro). A la primera excepción, si por cualquier razón dos cuerpos no se atraen hay que revisar la teoría.(1) 
En cambio, pensemos en la teoría psicoanalítica de Freud. ¿Es posible demostrar que incorrecta? No hablamos de si es práctica, o útil o creíble. No discutimos si mejora los problemas de algunas personas. Simplemente ¿hace alguna predicción que, de ser incorrecta, nos diga que la teoría es falsa? (2)

A Einstein no le gustaba la teoría cuántica. La criticaba con vehemencia y acuño una frase "Dios no juega a los dados", para resumir su frontal oposición a la misma. Esta teoría hacia una serie de predicciones extraordinarias. Algunas de ellas parecían correctas y, años más tarde, crearon la base de la microelectrónica, la superconductividad o las cámaras digitales. Pero había algunas desconcertantes. Una de sus conclusiones indicaba que era posible el “entrelazamiento cuántico” mediante el cual una medición sobre una partícula (por ejemplo un electrón) afectaba instantáneamente a otra partícula con la que este “entrelazada” aunque esa partícula 
se encontrase a años luz de distancia. Para Einstein resultaba perturbador que el efecto no estuviese limitado a la velocidad de la luz. A pesar de que no se intercambiaba información ni se contradecía directamente la teoría de la relatividad, creía que era imposible.

En 1935 Albert Einstein junto con Boris Podolsky y Nathan Rosen propusieron un experimento teórico para comprobarlo. Era imposible realizarlo en ese momento. De hecho, hasta 1964 que John Bell propuso una forma de realizar el experimento, nadie le dedico mucha atención. Hubo que esperar hasta 1976 para realizar el experimento real, uno de los momento más importantes de la física del siglo pasado.(3) Y las conclusiones fueron claras. Einstein se equivocaba y la teoría cuántica era correcta. Así volvió a mostrarse uno de los mejores aspectos de la ciencia. Pueden ser admiradas, e incluso reverenciadas, pero ni las ideas ni las personas son intocables. Buscar la verdad es más importante.



(1) Aunque siempre se atraen, no siempre se acercan porque puede haber otras fuerzas (desde campos eléctricos a una simple mano que los sujete) implicadas.
(2) O un ejemplo aún mejor. La muy comentada idea del "Diseño Inteligente" que sostiene que todo lo que no podemos explicar en biología implica necesariamente un diseño premeditado de un ser superior. Se olvidan de la historia de lentos avances de la biología y sostienen que si no puedes explicarlo TODO AHORA, es porque es inexplicable y de origen divino. Claro que este “argumento” consigue que algún periodico español la apoye citando a George Bush como experto científico... (Enlace gracias a omalaled)
(3) Fue un experimento delicado y extraordinariamente complejo, actualmente se ha encontrado la forma de reproducir con un simplemicrochip

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia