...
...

¿Rayos cósmicos y nubes?

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

¿Rayos cósmicos y nubes?

Área: Meteorología — Lunes, 24 de Agosto de 2009
Unos científicos sostienen que los rayos cósmicos contribuyen a la formación de nubes en la Tierra.
Foto
La mayoría de las nubes tienen su inicio en el espacio profundo. Ésta es la sorprenden conclusión a la que llega un grupo de investigadores, que sostienen que los rayos cósmicos interestelares colisionan con las moléculas de agua en nuestra atmósfera para formar las nubes.
Aunque las nubes son algo tan común, el proceso que las produce no se entiende muy bien. Los científicos piensan que las partículas de polen o polvo sirven como núcleos de condensación para gotitas de agua, que cuando se agrupan por billones forman las nubes. Esto podría explicar cómo se forman las nubes sobre áreas urbanas: finas partículas llamadas aerosol son emitidas por los tubos de escape de vehículos y llegan a la atmósfera en donde se piensa que atraen a las moléculas de agua. Pero esto no explica cómo se formaban las nubes en la sociedad preindustrial, o cómo se forman hoy en día sobre las selvas tropicales y el océano. 
Es aquí donde entran en escena los rayos cósmicos. La idea es esta: partículas a alta velocidad que forman los rayos cósmicos colisionan con las moléculas de agua en la atmósfera arrancando electrones de las moléculas y, por tanto, convirtiéndolas en iones. Los iones son atraídos por otras moléculas de agua y, finalmente, forman gotitas y por tanto las nubes.
En 2006 el físico Henrik Svensmark y sus colaboradores de la Universidad Tecnológica de Dinamarca realizaron un experimento en su laboratorio. Produjeron aerosoles artificialmente en una cámara y bombardearon las moléculas de agua con un haz de partículas. El resultado es que producían iones en el aerosol.
En el nuevo estudio este mismo equipo quería ver si la idea funcionaba en el mundo real. Los investigadores se centraron en un fenómeno conocido como disminución o reducción de Forbush: una masiva tormenta solar produce una gigantesca burbuja de partículas cargadas que abandona el sol y que es conocida como erupción masiva coronal, cuando alcanza la Tierra esta nube de partículas aísla temporalmente nuestro planeta de los rayos cósmicos.
Svensmark y sus colaboradores hipotetizaron que si los rayos cósmicos realmente contribuyen a la formación nubosa, entonces durante uno de estos eventos debía de disminuir la formación nubosa.
Efectivamente esto es lo que encontraron. Cuando los investigadores examinaron los datos recolectados por los satélites meteorológicos durante los pasados 22 años y los compararon con 26 disminuciones de Forbush descubrieron que, para los cinco eventos más intensos, las gotitas de agua contenidas en las nubes terrestres disminuyeron en promedio un 7%. Además el patrón de nubes retornaba después a la situación habitual, pero necesitaba dos semanas para hacerlo.
El geofísico Jón Egill Kristjánsson, de la Universidad de Oslo, encuentra este descubrimiento pasmoso. Él y sus colaboradores han estado buscando pruebas de esta relación durante años sin encontrar nada significativo.
Svensmark sostiene que el hallazgo sugiere una relación entre rayos cósmicos y cambio climático. Según él como las nubes traen lluvia y reflejan la luz del sol, menos nubes significaría una Tierra más caliente. Pero Kristjánsson no está dispuesto a ir tan lejos. Sostiene que según la Teoría Svensmark eso no significaría un aumento significativo en la formación de nubes, y no sería suficiente para cambiar el clima.
Fuentes y referencias:
Noticia en Science.
Foto: “Clouds on Steroids” por …-Wink-… (vía Flickr).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia