...
...

Volando con la energía de la lámpara

No, nada de lámparas mágicas en esta bitácora. El titulo hay que tomarlo de la forma más literal. Yo pensaba en una vieja lámpara de casa. Inicialmente utilizaba seis bombillas incandescentes como estas. Ahora son de bajo consumo pero ¿hasta donde se puede llegar con los 360 watios que consumían?

¿Cuanta energía puede generar un ser humano? No mucha en realidad. Primero hay que descontar la energía que consumimos simplemente para mantenernos vivos. Es el conocido como metabolismo basal. Serian unos 100 W lo que equivale a una bombilla y media.

El siguiente paso es calcular cuanta energía podemos generar de forma más o menos continua. Para ello tenemos que utilizar los músculos. (1) Estamos llenos de musculos grandes y pequeños, por dentro y por fuera. De ellos unos 650 musculos son de acción voluntaria y podrian utilizarse para generar movimiento y energía. Pero no podemos utilizarlos todos simultaneamente, ni en la misma acción. Lo mejor es utilizar los más potentes que son los de las piernas y averiguar de cuanto son capaces. Tenemos como ejemplo a los ciclistas profesionales. Miguel Indurain fue capaz de generar 510 vatios de promedio durante el record de la hora en 1994 pero el resto de los mortales podemos generar bastante menos. Un ciclista profesional suele generar alrededor de 300 vatios de forma estable. Una sexta parte del consumo de un secador de pelo casero. Unas cinco bombillas incandescentes. ¿Hasta donde podrian llevarnos?

La sorprendente respuesta es que pueden llevarnos bastante lejos. El 26 de diciembre de 1976 se realizo el primer vuelo de un avión a pedales impulsado por la energía humana. Se utilizo un avión llamadoGossamer Condor que voló unos 40 segundos. Su sucesor el
Gossamer Albatros consiguió cruzar el canal de la Mancha con un consumo medio de unos 200 W (algo más de tres bombillas). Alcanzó una velocidad máxima de ¡¡29 kilómetros por hora!!, volando a metro y medio del agua. Pero lo mejor estaba por llegar. En recuerdo del mítico vuelo de Dédalo desde Creta a Grecia se construyo el Daedalus, que podemos ver en esta foto de la NASA.


En 1988 este avión de poco más de treinta kilos voló desde Creta hasta estrellarse a siete metros de la playa en la isla de Santorini. A pesar del brusco final batió todos los records existentes, casi cuatro horas de vuelo y cerca de ciento veinte kilómetros de distancia recorrida. Aun hoy permanecen sin ser superados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia