...
...

¿Animales con patas en el Precámbrico?

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

¿Animales con patas en el Precámbrico?

Área: Paleontología — Jueves, 9 de Octubre de 2008
Unas huellas fósiles de una criatura sugieren que algún animal marino ya caminaba con patas en el Precámbrico.
Foto
Las huellas fósiles. Foto: Kevin Fitzsimons.
El rastro fósil que han encontrado consiste en dos filas paralelas compuestas por puntos de 2 mm en diámetro, puntos que serían las huellas dejadas por un pequeño animal.
Estas marcas se realizaron hace 570 millones de años. Es decir, son 30 millones de años previas a las anteriormente conocidas. Este tiempo geológico corresponde al periodo de Ediacarense, en el Precámbrico y, concretamente, en la era Neoproterozoica. El Cámbrico empezó junto después, hace 542 ±0,3 millones de años. En el Cámbrico se produjo una explosiva radiación de vida animal pluricelular. En esta explosión surgieron los primeros grupos y filos de animales complejos, entre ellos nuestros más remotos antepasados. 
Durante miles de millones de años sólo hubo vida unicelular sobre la Tierra. Antes se creía que la vida compleja surgió por primera vez en el Cámbrico al no encontrar nada previo en el registro fósil, cosa que ya Darwin encontraba inexplicable. Pero hace años se empezaron a descubrir fósiles de vida pluricelular en Ediacara (Australia), Terranova, Namibia y el Mar Blanco (Rusia). El análisis de estos fósiles del periodo Ediacarense, indica que la vida en ese momento, pese a ser pluricelular, no era muy compleja. Parece ser que constaba de animales que plácidamente tomaban la comida del agua de una manera más o menos pasiva o que eran simbiontes junto a algas fotosintéticas. No había depredación, ni pastoreo sobre los tapetes de cianofíceas que formaban los estromatolitos. Era un estilo de vida sencillo, lento y apacible.
Había cierta variedad de estos seres de Ediacara, e incluso se ha llegado a proponer una explosión Ediacarense. Sin embargo, todos esos animales no dejaron descendientes posteriores reconocibles, se extinguieron. Desparecieron para siempre y fueron sustituidos por los animales, mucho más dinámicos, del Cámbrico. Entonces se inventó la depredación, la competitividad, la carrera de armamentos de pinzas, conchas y corazas… Y el mundo no ha vuelto a ser el mismo desde entonces.
Quizás la abundancia de oxígeno permitió la explosión del Cámbrico y puede que una infinidad de nichos vacíos y una maquinaria genética todavía por perfeccionar hiciera que fuese tan rápida. No lo sabemos bien.
Así estaban las cosas hasta ahora. No era concebible un animal con patas antes del Cámbrico. Pero Loren Babcock de Ohio State University afirma que en el periodo Ediacarense pudo haber animales más complejos que los conocidos y que quizás ya había corales blandos, gusanos planos e incluso artrópodos. Las huellas de un animal con patas que él, Margaret Rees (University of Nevada) y J. Stewart Hollingsworth (Institute for Cambrian Studies) estudiaron así lo parecen sugerir. Soo-Yeun Ahn, también de Ohio State University, ha presentado el hallazgo en el congreso reciente que la Sociedad Americana de Geología organiza en Las Vegas.
Estas ignitas (huellas fósiles) fueron descubiertas en las montañas de Nevada, cerca de Goldfield en lo que antes fue un mar somero.
Al parecer el descubrimiento fue más o menos accidental, cuando estudiaban un afloramiento correspondiente al borde Cambrico-Precámbrico. Al cabo de menos de una hora Babcock descubrió el fósil cuando el ángulo rasante que formaba los rayos del sol le permitieron ver los pequeños puntitos sobre la roca. Babcock sospechó inmediatamente que el animal que dejó las huellas podría ser un artrópodo similar a un ciempiés o quizás algún tipo de gusano con patas.
En 2002 se informó de un hallazgo similar pero datado en el Cámbrico, concretamente de hace 520 millones de años. Otro caso se dató con una edad de 540 millones de años, por lo que esas impresiones se dieron por tanto justo al comienzo del Cámbrico.
Con una edad de 570 millones de años este nuevo fósil no sólo representa una plusmarca correspondiente al animal con patas más antiguo conocido, sino que además se corresponde con el animal complejo más antiguo conocido. Sería anterior al Cámbrico.
Desafortunadamente la vida del Ediacarense no fosiliza bien, ya que estaba constituida por animales de cuerpo blando que carecían de conchas o caparazones (no los necesitaban al no haber depredadores). El mar somero que cubría la parte Oeste de Nevada hace 570 millones de años es un buen sitio para que algunos animales hubieran fosilizado. El fondo marino probablemente estaba cubierto de tapetes bacterianos y granos de sedimentos. La criatura que dejó esas huellas anduvo ligeramente sobre este sedimento marino blando dejando marcas superficiales.
Babcock dice estar razonablemente seguro, aunque no al 100%, de que las huellas las dejó un artrópodo similar a un ciempiés o un gusano con patas. Encontrar el correspondiente fósil del animal que dejó esas huellas sería definitivo y va a continuar buscando en la misma región de Nevada por si aparece. Comprende que habrá escepticismo en la comunidad científica por el hallazgo, pero igualmente excitación. Quizás este fósil haga que otros busquen más duramente y hallen fósiles similares.
Puede que al final se encuentre un fósil de esas características, entonces sabremos que la plácida vida ediacarense estaba perturbada por los primeros pasos que se daban sobre este planeta, en el fondo de un mar somero cerca de lo que hoy es Las Vegas. La evolución una vez más dijo: “hagan juego señores” y la ruleta de la selección natural giró. Unos perdieron y otros heredaron la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia