...
...

Cangrejos herradura y viajes espaciales

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Cangrejos herradura y viajes espaciales

Área: Medicina — Jueves, 23 de Noviembre de 2006
Foto
Cangrejos de herradura en la playa. Foto: University of Delaware.
En un viaje a Marte es imprescindible no caer enfermo porque un médico o un hospital estarían a millones de kilómetros. En caso de que surja una infección hay que tratarla convenientemente y lo antes posible. Si es una infección viral no hay que usar antibióticos, y si es una infección bacteriana hay que saber qué tipo de bacteria es la responsable para saber qué antibiótico es el más adecuado. Normalmente se emplean cultivos en una placa de Petri para saberlo. Se toma una muestra de fluidos del paciente y se siembra en una de esas placas. Al cabo de unos días se obtiene la respuesta. Pero varios días pueden ser demasiado tiempo en caso de que la enfermo dentro de la nave espacial progrese para mal. Se necesita un sistema más rápido. Por eso la NASA ha desarrollado un minilaboratorio portátil manejable con una mano que da la respuesta en unos minutos. El sistema de llama LOCAD-PTS (Lab-On-a-Chip Application Development-Portable Test System) y ha sido desarrollado por el Marshall Space Flight Center en Huntsville (Alabama).
Se enviará en el vuelo STS-116 de la lanzadera espacial para ser probado en diciembre en la estación espacial.
El sistema se basa en unas enzimas presentes en los cangrejos de herradura. Estos seres están entre los más primitivos que hay en la Tierra y se les considera fósiles vivientes. Han estado sobre el planeta desde hace 300 millones de años ya ahora puede que ayuden a los astronautas y al resto de los mortales.
El cangrejo de herradura tiene un sistema inmunitario muy primitivo, pero que es muy sensible a la presencia de bacterias. Una sola bacteria puede activar las enzimas que disparan en el sistema inmunitario una reacción contra ella.
La rápida y enérgica respuesta de estas enzimas ha permitido crear el nuevo dispositivo. Una pequeña cantidad de esta enzima es depositada en un canal y desecada. Si una muestra líquida que contenga bacterias es derramada en el dispositivo, la enzima se rehidrata y su reacción con las toxinas de la bacteria hace cambiar el color de la disolución. La intensidad del color mide la cantidad de bacterias presentes.
El sistema se probará en la estación espacial junto con el tradicional sistema de cultivo en placas de Petri y se medirá su precisión. Aunque de momento sólo detectará bacterias gram-negativas, se espera mejorar el sistema para detectar las gram-positivas, así como hongos y otros agentes perjudiciales.
Como ya ocurrió en el pasado esta técnica quizás se termine aplicando también en tierra. De este modo, si le duele la garganta por la mañana podrá hacerse un test tan simple como el del embarazo y así el médico le podrá recetar el medicamento apropiado. Y todo gracias a unos extraños cangrejos primitivos.
Este es un ejemplo más de las soluciones prácticas a determinados problemas que las diversas formas de vida que hay sobre la Tierra nos pueden dar, y una razón utilitarista para su conservación en caso de que las razones éticas no sean suficientes.
Fuente: NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia