...
...

El Gobierno húngaro espera otro vertido tóxico por inestabilidad en la balsa

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

El Gobierno húngaro espera otro vertido tóxico por inestabilidad en la balsa


Gráfico animado que refleja la situación desatada en Hungría tras el accidente industrial que generó una marea de lodo tóxico, afectando a varias localidades y al río Danubio.  Foto:/AFP<p>MTI112 AJKA (HUNGRÍA), 10/10/2010.- Vista general del dique que está siendo construído para contener la balsa de la empresa metalúrgica MAL cerca de la localidad húngara de Ajka hoy, domingo 10 de octubre de 2010. Siete días después del vertido en la balsa, que arrojó un millón de metros cúbicos de barro tóxico en 40 kilómetros cuadrados de suelo, el dañado muro se mantiene de momento estable, después de que ayer las autoridades ordenaran la evacuación de la aldea de Kolontár ante el riesgo de un nuevo vertido como el que el 4 de octubre acabó con la vida de siete personas. EFE/Gyoergy Varga. PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA</p><p>MTI143 AJKA (HUNGRÍA) 6/10/2010.- Vista aérea de unas excavadoras en la balsa rota de una empresa, que contenía sustancias tóxicas, cerca de Ajka, a unos 156 kilómetros al sureste de Budapest, en Hungría, el 6 de octubre de 2010. El vertido tóxico, provocado por la rotura el lunes de una balsa de la empresa MAL Zrt, fabricante de aluminio, y que ha inundado 40 kilómetros del suroeste de Hungría con metales pesados altamente contaminantes, ha causado ya cuatro muertes, la desaparición de seis personas y la evacuación de cientos de familias de la zona. EFE/Zsolt Szigetvary***PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA***</p>Vista aérea de la sección de un dique roto en un depósito que contenía sedimentos tóxicos de una fábrica metalúrgica cerca de Ajka, 156 kilómetros al suroeste de Budapest. Tras el desastre, una corriente de lodo tóxico inundó tres aldeas en Hungría el miércoles 6 de octubre del 2010. (AP foto/MTI, Sandor H. Szabo)Height (pixels): 324Width (pixels): 512Series ID: 5b7e09cf-6864-413c-808f-e405bf5a8b12Photo ID: 5f76f694-ca2b-4ce8-90ca-60e8373e8923Asset Type: PHOTOPrevious Photo ID: 5b7e09cf-6864-413c-808f-e405bf5a8b12Bomberos limpian el patio de una casa en Devecser, Hungría, el miércoles 6 de cotubre del 2010, después de que un torrente de lodo tóxico rojo se derramara del depósito de una planta metalúrgica en el oeste del país. Numerosas personas continúan desaparecidas a causa de este desastre. (AP foto/Bela Szandelszky)Height (pixels): 338Width (pixels): 512Series ID: 456817ad-1b0d-4cd2-a54a-c648729f0a80Photo ID: 456817ad-1b0d-4cd2-a54a-c648729f0a80Asset Type: PHOTOPrevious Photo ID:Un hombre remueve el lodo tóxico en una inundada localidad en Kolontar, al oeste de Budapest. Oct 7 2010 Un derrame de lodo tóxico de una planta de alúmina en el oeste de Hungría llegó al río Danubio el jueves y equipos intentaban diluirlo para proteger la importante vía fluvial europea de lo que el primer ministro calificó como una 'catástrofe ecológica sin precedentes'. REUTERS/Bernadett SzaboEl primer ministro de Hungría, Viktor Orban, izquierda al frente, habla a periodistas al recorrer la localidad húngara de Kolontar el jueves 7 de octubre del 2010 para conocer de primera mano la situación por un derrame de lodo tóxico. (Foto AP/MTI,Balazs Mohai)Height (pixels): 354Width (pixels): 512Series ID: 71970590-526f-4161-9768-2b699c45facbPhoto ID: 71970590-526f-4161-9768-2b699c45facbAsset Type: PHOTOPrevious Photo ID:Vista aérea del lodo rojo tóxico que cubrió varias calles de Devecser, 164 km al suroeste de Budapest, Hungría, el martes 5 de octubre de 2010. (Foto AP/MTI, Gyoergy Varga)Height (pixels): 341Width (pixels): 512Series ID: 7fc610b4-cd77-4448-a233-ea841ef79a6fPhoto ID: 7fc610b4-cd77-4448-a233-ea841ef79a6fAsset Type: PHOTOPrevious Photo ID:<p>MTI107 AJKA (HUNGRÍA) 8/10/2010.- Vista aérea del sedimento de un embalse que contiene 'lodo rojo' de una fábrica de aluminio cerca de Ajka, a 156 kilómetros de Budapest, Hungría, el 8 de octubre de 2010. El primer ministro húngaro, Victor Orbán, dijo hoy durante una visita a Sofía que las autoridades de su país han logrado controlar la situación tras el vertido tóxico y aseguró que ya no existe peligro de que el 'barro rojo' llegue al caudal del Danubio. EFE/Balazs Mohai***PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA***</p>Un miembro de los equipos de rescate camina en medio del lodo tóxico en el pueblo de Kolontar, 150 kilómetros al oeste de Budapest. Oct 7, 2010. REUTERS/Bernadett Szabo<p>MTI103 KOLONTAR (HUNGRÍA) 8/10/2010.- Vista aérea de un campo cubierto con 'lodo rojo' y rocas derribadas del muro de un embalse por un vertido tóxico, en Kolontar, a 167 kilómetros de Budapest, Hungría, el 8 de octubre de 2010. El primer ministro húngaro, Victor Orbán, dijo hoy durante una visita a Sofía que las autoridades de su país han logrado controlar la situación tras el vertido tóxico y aseguró que ya no existe peligro de que el 'barro rojo' llegue al caudal del Danubio. EFE/Balazs Mohai***PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA***</p><p>MTI104 DEVECSER (HUNGRÍA) 8/10/2010.- Vista aérea de tractores y otros vehículos atascados por el 'lodo rojo' provocado por un vertido tóxico, en Devecser a 164 kilómetros de Budapest, Hungría, el 8 de octubre de 2010. El primer ministro húngaro, Victor Orbán, dijo hoy durante una visita a Sofía que las autoridades de su país han logrado controlar la situación tras el vertido tóxico y aseguró que ya no existe peligro de que el 'barro rojo' llegue al caudal del Danubio. EFE/Balazs Mohai***PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA***</p><p>MTI105 AJKA (HUNGRÍA) 8/10/2010.- Vista aérea del dique roto de un embalse que contiene 'lodo rojo' de una fábrica de aluminio cerca de Ajka, a 156 kilómetros de Budapest, Hungría, el 8 de octubre de 2010. El primer ministro húngaro, Victor Orbán, dijo hoy durante una visita a Sofía que las autoridades de su país han logrado controlar la situación tras el vertido tóxico y aseguró que ya no existe peligro de que el 'barro rojo' llegue al caudal del Danubio. EFE/Balazs Mohai***PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA***</p>Fotografía divulgada este viernes por la organización ecologista Greenpeace que muestra un pueblo del este de Hungría anegado por el derrame de lodo rojo. El balance de muertos a raíz del vertido de lodo tóxico provocado por un accidente industrial en el oeste de Hungría ascendió a siete tras el descubrimiento de un nuevo cuerpo, anunciaron el viernes los servicios de socorro.  Foto:Peter Somogyi-Tóth/AFPRescatistas trabajan en medio del tóxico lodo rojo que afecta a la localidad de Devecser y otros pueblos de Hungría. REUTERS/Bernadett Szabo(<p>MTI109 AJKA (HUNGRÍA) 9/10/2010.- Un anciano evacuado debido al vertido tóxico de la localidad húngara de Kolontar, se sienta en una cama en un refugio temporal instalado en un polideportivo de Ajka, a unos 150 kilómetros de Budapest, Hungría, el 9 de octubre de 2010. El primer ministro húngaro, Viktor Orbán, calificó hoy de 'muy grave' la situación en la balsa de acumulación de lodos tóxicos que el lunes vertió 1 millón de metros cúbicos y cuyo mal estado ha obligado a evacuar un pueblo, ante el riesgo de nuevos escapes. EFE/Lajos Nagy***PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA***</p>Siete muertos causó ya el vertido de lodo tóxico en el oeste de Hungría, anunciaron el 8 de octubre los servicios de socorro. El accidente, provocado el 4 de octubre por el derrame de millón de metros cúbicos de material tóxico de una fábrica de aluminio, contaminó fuertemente el río Marcal, destruyendo su fauna y su flora. La gran preocupación ahora es el Danubio. Un informe de AFPTV. (Duración: 00:01:34).  Foto:/AFPEl primer ministro Viktor Orbán afirmó que ''la situación es muy grave. No queremos crear grandes esperanzas''. La noche de este viernes se detectaron nuevas grietas en una balsa, que podrían generar un nuevo vertido.<p>MTI110 DEVECSER (HUNGRÍA), 10/10/2010.- Fotografía facilitada hoy, domingo 10 de octubre de 2010, que muestra a un soldado húngaro aplicando pomada a un compañero durante las labores de recogida de lodos tóxicos en la aldea de Devecser, Hungría, el 9 de octubre. Siete días después del vertido en la balsa de la empresa metalúrgica MAL que arrojó un millón de metros cúbicos de barro tóxico en 40 kilómetros cuadrados de suelo, el dañado muro de una balsa se mantiene de momento estable, después de que ayer las autoridades ordenaran la evacuación de la aldea de Kolontár ante el riesgo de un nuevo vertido como el que el 4 de octubre acabó con la vida de siete personas. EFE/Bea Kallos. PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA</p><p>MTI118 AJKA (HUNGRÍA), 10/10/2010.- Un trabajador permanece de pie al lado de una nueva grieta en el muro de contención de la balsa de la empresa metalúrgica MAL cerca de la localidad húngara de Ajka hoy, domingo 10 de octubre de 2010. Siete días después del vertido en la balsa, que arrojó un millón de metros cúbicos de barro tóxico en 40 kilómetros cuadrados de suelo, el dañado muro se mantiene de momento estable, después de que ayer las autoridades ordenaran la evacuación de la aldea de Kolontár ante el riesgo de un nuevo vertido como el que el 4 de octubre acabó con la vida de siete personas. EFE/Lajos Nagy. PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA</p>Autoridades sanitarias de Rumania toman muestras del agua del Danubio para verificar su calidad tras el vertido de lodo tóxico en Hungría que afectó a afluentes del río. REUTERS/Sinisa Dragin<p>MTI104 DEVECSER (HUNGRÍA), 10/10/2010.- Fotografía facilitada hoy, domingo 10 de octubre de 2010, que muestra a unos soldados húngaros haciendo fila para ser limpiados con agua durante las labores de recogida de lodos tóxicos en la aldea de Devecser, Hungría, el 9 de octubre. Siete días después del vertido en la balsa de la empresa metalúrgica MAL que arrojó un millón de metros cúbicos de barro tóxico en 40 kilómetros cuadrados de suelo, el dañado muro de una balsa se mantiene de momento estable, después de que ayer las autoridades ordenaran la evacuación de la aldea de Kolontár ante el riesgo de un nuevo vertido como el que el 4 de octubre acabó con la vida de siete personas. EFE/Bea Kallos. PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA</p><p>MTI105 DEVECSER (HUNGRÍA), 10/10/2010.- Fotografía facilitada hoy, domingo 10 de octubre de 2010, que muestra a unos soldados húngaros siendo limpiados con agua durante las labores de recogida de lodos tóxicos en la aldea de Devecser, Hungría, el 9 de octubre. Siete días después del vertido en la balsa de la empresa metalúrgica MAL que arrojó un millón de metros cúbicos de barro tóxico en 40 kilómetros cuadrados de suelo, el dañado muro de una balsa se mantiene de momento estable, después de que ayer las autoridades ordenaran la evacuación de la aldea de Kolontár ante el riesgo de un nuevo vertido como el que el 4 de octubre acabó con la vida de siete personas. EFE/Bea Kallos. PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA</p><p>MTI107 DEVECSER (HUNGRÍA), 10/10/2010.- Fotografía facilitada hoy, domingo 10 de octubre de 2010, que muestra a un hombre junto a sus enseres esperando la posible evacuación de la aldea de Devecser, Hungría, el 9 de octubre. Siete días después del vertido en la balsa de la empresa metalúrgica MAL que arrojó un millón de metros cúbicos de barro tóxico en 40 kilómetros cuadrados de suelo, el dañado muro de una balsa se mantiene de momento estable, después de que ayer las autoridades ordenaran la evacuación de la aldea de Kolontár ante el riesgo de un nuevo vertido como el que el 4 de octubre acabó con la vida de siete personas. EFE/Bea Kallos. PROHIBIDO SU USO EN HUNGRÍA</p>

domingo 10 de octubre, 10:03 AM
Kolontár (Hungría), 10 oct (EFE).- Las autoridades húngaras aseguraron hoy que prevén que se produzca un nuevo vertido tóxico, aunque menos grave, debido al desmoronamiento total de los muros de la balsa que el pasado lunes ya dejó escapar un millón de metros cúbicos de lodos contaminantes.
PUBLICIDAD
"Lo que esperamos, de acuerdo con las estimaciones de los expertos, es que esos muros dañados van a desmoronarse", indicó a la prensa Zoltán Illés, secretario de Estado de Medio Ambiente.
En declaraciones desde la misma balsa que el lunes se rompió y provocó una riada que ha dejado siete muertos y enormes daños medioambientales, Illés explicó que en la balsa se almacenan aún 2,5 millones de metros cúbicos del lodo rojo que se genera en la producción de aluminios.
Sin embargo, ese fango tiene una consistencia mucho más espesa, por lo que se espera que su vertido no alcanzará tanta velocidad ni tanta distancia como la avalancha del lunes.
Más peligro supone el posible efecto que el derrumbe de ese muro podría tener en la balsa contigua, que está igualmente repleta de sustancias tóxicas, gran parte de ellas en estado líquido.
"Ese es mi temor", reconoció Illés, en relación al riesgo de que esa segunda balsa también se quiebre y provoque otro "tsunami" venenoso como que el ya ha arrasado 40 kilómetros cuadrados de suelo, contaminado tres ríos y dejando más de 150 heridos.
Para conjurar la amenaza de nuevos vertidos, el Gobierno húngaro está levantando un dique de contención de 600 metros de longitud, cinco metros de altura y 20 metros de ancho que, según Zoltán, bastaría para proteger a la población de los pueblos afectados incluso si revienta la segunda balsa. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia