...
...

Viendo Beta Pictoris b

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Viendo Beta Pictoris b

Área: Espacio — Miércoles, 20 de Octubre de 2010
Un nuevo sistema permite ver directamente exoplanetas situados a una cercanía a su estrella nunca antes alcanzada.
Foto
Ese punto de la izquierda es un planeta: Beta Pictoris b. Fuente: ESO.
Pese a que conocemos la existencia de unos 500 exoplanetas, no hemos visto prácticamente ninguno de ellos. Están tan cerca de su estrella bajo nuestro punto de vista y reflejan tan poca luz comparados con la emitida por la misma que verlos es más difícil que ver un mosquito sobre el faro de una automóvil.
Se han estudiado diversas técnicas para poder ver estos planteas directamente, para poder ver ese punto de luz que nos indique que ahí mismo hay otro mundo. La interferometría es la técnica más prometedora y cuando se lancen grandes interferómetros espaciales quizás podamos visualizar planetas de tipo terrestre en la zona habitable. Mientras tanto nos tendremos que conformar con el James Webb, que podrá realizar espectros de planetas que transiten delante de su estrella incluso cuando no los podamos ver. 
Pero hay grupos que siguen desarrollando tecnología para ver esos puntitos de luz, aunque no sean planetas de tipo terrestre. Uno de estos grupos está en la Universidad de Arizona, que junto a otros grupos de investigadores (este resultado es fruto de la colaboración de esta institución americana con otras europeas) ha desarrollado un sistema que permite visualizar algunos exoplanetas. Usando esta nueva técnica han conseguido ver planetas con órbitas mucho más cercanas a la estrella de lo que previamente se había conseguido.
Para poder comprobar el poder de esta nueva tecnología se valieron el telescopio VLT que el ESO tiene en Monte Paranal. Pudieron confirmar la existencia, por visualización directa, de Beta Pictoris b, un planeta con una masa 10 superior a la de Júpiter que orbita alrededor de la estrella Beta Pictoris, situada a 63 años luz de distancia de nosotros.
En el núcleo del sistema hay una pequeña pieza de vidrio con patrón complejo grabado sobre su superficie. Este dispositivo, denominado APP (Apodizing Phase Plate) bloquea la luz directa que viene de la estrella, permitiendo así ver la luz de los planetas que puedan orbitarla, luz que antes estaba inmersa en el cegador resplandor de la estrella.
El APP, gracias a un proceso difractivo, produce la interferencia consigo misma de la luz de estrella anulándola. La luz reflejada por el planeta está ligeramente fuera de la región de interferencia y de este modo puede ser vista.
Este logro ha sido posible gracias a modelos matemáticos complejos y al uso de un mecanismo basado en diamante que permite el grabado sobre una pieza de vidrio en rotación.
El nuevo sistema, al contrario que los coronógrafos anteriores, no requiere un alineamiento perfecto y es menos sensible a las vibraciones y a otras molestias.
Foto
El nuevo coronógrafo y su montaje en el centro del camino óptico del telescopio. Fuente: University of Arizona.
Hasta ahora sólo era posible ver exoplanetas a una distancia superior o equivalente a la de Neptuno en nuestro sistema solar. Una hipotética civilización alienígena podría ver a Neptuno o quizás a Urano en nuestro sistema solar, pero no podría ver los demás planetas si usara esa tecnología previa nuestra.
Neptuno está a unas 30 unidades astronómicas (UA). Beta Pictoris b orbita a 7 UA de su estrella.
Se cree que entre 5 UA y 10 UA está la masa principal de la mayoría de los sistemas solares, por lo que este nuevo sistema permitirá ver muchos planetas, aunque ninguno de ellos esté en la zona habitable.
La presencia en el zoo exoplanetario que tenemos hasta ahora de un gran número de planetas jovianos masivos se debe a las técnicas que hemos usado. El sistema de de velocidad radial prima objetos masivos y cercanos a las estrellas, mientras que los métodos directos sólo ven los planetas jovianos lejanos (muy pocos casos). Los planetas de tipo terrestre casi no producen tirón gravitatorio sobre su estrella y sólo ahora se empiezan a detectar supertierras o planetas de masa similar a la terrestre orbitando cerca de estrellas ligeras. Se supone que con el observatorio Kepler (que usa el método de tránsito) sí será posible detectar planetas gemelos de la Tierra.
Con la nueva técnica APP será posible ver planetas jovianos y planetas más pequeños que los jovianos que no estén demasiado cerca de su estrella madre.
Según unos de los investigadores ahora será posible apuntar a Alfa Centauri y ver por primera vez qué hay por allí.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3276
Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia