...
...

Optimismo exoplanetario

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Optimismo exoplanetario

Área: Espacio — Jueves, 4 de Noviembre de 2010
Varios estudios ven con optimismo la posibilidad de que existan exoplanetas con condiciones para la vida tal y como la conocemos.
Foto
El descubrimiento, aún por confirmar, del planeta Gliese 581g, que parece ser el primer planeta de tipo terrestre descubierto en la zona habitable, ha espoleado cierto optimismo astronómico.
Los astrónomos ya están planeando redefinir los requerimientos necesarios para que un planeta sea considerado “habitable”. Como ya sabemos, este supuesto planeta presenta siempre la misma cara a su estrella, por lo que una parte está en completa oscuridad mientras que la otra está siempre iluminada. Según sus descubridores habría ecolatitudes en ese mundo en donde la vida sería posible.
Pero a sólo unas pocas semanas después del anuncio de este exoplaneta, Steven Vogt y Kevin Heng han producido las primeras simulaciones climáticas de ese cuerpo y con ellas los primeros mapas de vientos y temperaturas sobre este planeta. Para ello se han valido de un programa ya existente diseñado para modelar el clima terrestre. Estaban particularmente interesados en estudiar o encontrar patrones de circulación cuasiestables de larga duración.
Asumieron una presión de 1 bar en superficie y otros valores para factores como la trasferencia radiativa, química atmosférica, etc. Era básicamente como escalar la Tierra al tamaño de este planeta y colocarla con una cara mirando siempre a la estrella roja y en la misma posición orbital que Gliese 581g.
A partir de ahí han conseguido unos mapas climáticos del supuesto mundo. “Nuestro estudio anticipa el uso de sistemas meteorológicos para resolver y cuantificar la circulación atmosférica sobre un planeta de tipo terrestre potencialmente habitable”, dice Vogt.
Gliese 581g no está confirmado, de hecho se anuncio su existencia con un nivel de confianza estadístico del 95% (3 sigma), en lugar del 99% habitual (5 sigma). Incluso otros grupos de cazaplanetas no encuentran señales de ese planeta en sus datos (aunque no han podido descartar su existencia).
Pero si no tenemos Gliese 581g quizás nos baste con Gliese 581d. En un principio se pensó que Gliese 581d se encontraba en la zona habitable, cuando más tarde se descubrió que estaba justo en el borde exterior. Pero algunos autores han sugerido que con suficiente efecto invernadero este planeta sería habitable.
Un grupo de expertos liderados por Robin Wordsworth de la Universidad de París ha modelado las condiciones de habitabilidad de Gliese 581d parametrizando albedo, gravedad, composición atmosférica, etc., bajo las condiciones de iluminación de una estrella enana roja tipo M.
Descubrieron en su simulación que, si hay dióxido de carbono, el planeta sería lo suficiente templado, pues bajo la radiación roja de una estrella tipo M el efecto invernadero sería más pronunciado que en un planeta como la Tierra.
Las nubes de agua tendrían un efecto mixto, pues reflejan mucha luz, pero a su vez absorben radiación infrarroja.
Concluyen que, bajo cierta gama amplia de valores de presión y composición atmosférica, este planeta podría tener condiciones para la vida.
Pero la noticia más optimista al respecto probablemente sea la que dice que una de cada cuatro estrellas como el Sol posiblemente tiene un planeta de tamaño terrestre. Este resultado sugiere además que la misión Kepler podría descubrir 250 planetas de este tipo.
El grupo de científicos que ha llegado a esta conclusión incluye a Geoff Marcy, famoso cazaplanetas. El resultado ha desafiado la visión, común hasta ahora, de la abundancia de planetas gigantes, fruto de las técnicas observacionales que priman este tipo de planetas y de los modelos de formación planetaria.
Para llegar a esta conclusión han usado datos del telescopio Keck sobre 166 estrellas a unos 80 años luz o menos de nosotros. En 22 de esas estrellas se han descubierto 33 exoplanetas.
Gracias a un análisis estadístico sobre el muestreo (aquí viene el salto al vació) se infirió la existencia de los planetas ligeros aún por descubrir que supuestamente hay en esos sistemas planetarios.
Según Marcy hay más planetas de tipo terrestre que de tipo joviano y que las probabilidades de encontrar planetas de masa terrestre son del 23%. Añade que quizás incluso todas las estrellas como el Sol tengan algún planeta de ese tipo.
Aunque el que un planeta tenga una masa similar a la Tierra no significa que sea igual a la misma. Pueden ser un poco más grandes o estar demasiado cerca o demasiado lejos de su estrella. Que esté en la zona habitable facilitaría la aparición de vida sobre él. Y todavía no hemos visto o detectado ninguno de ellos con seguridad.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3288

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia