...
...

El poder de la mente

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta


El poder de la mente
BBC Ciencia
Radiografía de la espina dorsal
El método -hasta el momento- sólo se ha probado en primates.
Un equipo de científicos estadounidense demostró que es posible captar las señales emitidas por el cerebro y redirigirlas para mover extremidades paralizadas.
Esta tecnología permite "saltarse" a las lesiones que impiden que las señales nerviosas viajen del cerebro a los músculos, lo cual trae una renovada esperanza para las personas que sufren daños en la espina dorsal.
Hasta el momento, el equipo de la Universidad de Washington, Estados Unidos, ha probado este sistema de "interfase" en monos.
La idea es desarrollar circuitos que puedan implantarse en seres humanos, sin necesidad de utilizar extremidades robóticas, señaló el equipo en un artículo publicado en la revista Nature.
Primer paso
Las lesiones en la espina dorsal dañan las conexiones nerviosas entre el cerebro y las extremidades, pero no afectan los músculos de las extremidades ni la parte del cerebro que controla los movimientos, la corteza motora.
Una serie de estudios recientes demostraron que los pacientes cuadripléjicos -aquellos que sufren parálisis en los cuatro miembros- pueden controlar concientemente la actividad de las neuronas en la corteza motora que controlan los movimientos de las manos, incluso después de varios años de parálisis.
Mediante un dispositivo llamado "interfase cerebro-máquina", el doctor Chet Moritz y sus colegas redirigieron las señales del cerebro de un grupo de monos (cuyos miembros estaban paralizados temporalmente con anestesia local) hacia los músculos de sus brazos.
Este dispositivo, que tiene el tamaño de un teléfono celular, interpreta las señales del cerebro y las convierte en impulsos eléctricos que pueden a su vez, estimular la contracción muscular.
 Se podrían aplicar técnicas similares para estimular los músculos de las extremidades inferiores durante la caminata 
Chet Moritz, Universidad de Washington
Mediante unos conductores artificiales construidos para hacer pasar las señales, los músculos que perdieron la estimulación natural debido a la parálisis recibieron una corriente de señales eléctricas del cerebro.
Los monos lograron tensar los músculos en los brazos paralizados, lo cual representa un primer paso en el camino hacia la producción de movimientos más complejos, como agarrar una taza o apretar botones, dicen los investigadores.
"Se podrían aplicar técnicas similares para estimular los músculos de las extremidades inferiores durante la caminata", agregó Moritz.
Los científicos advirtieron que todavía hace falta hacer este experimento en seres humanos, lo que significa entonces que el tratamiento no estará disponible por varias décadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia