...
...

El psiquiatra que lidero la guerra de Bosnia

Profetacuentalabiblia miles de artículos de ciencia y teología.


BALCANES | 'No soy un monstruo. Soy escritor'

El extraño caso del doctor Radovan Karadzic




Nacido el 19 junio de 1945 en el pueblo de Petnjica, en las montañas de Montenegro, 1,85 de altura, ojos castaños y pelo gris. Señas particulares: comportamiento extravagante. De esta forma comienza la orden de búsqueda de la Interpol contra Radovan Karadzic, ex psiquiatra, ex presidente serbobosnio y supuesto responsable de lamatanza de Sebrenica, de la que el domingo se cumplen nueve años.
Las razones: agresión, crímenes de lesa humanidad, crímenes contra la vida y la salud, genocidio, graves violaciones de las convenciones de Ginebra de 1949, saqueo, violación de las leyes de guerra.
[foto de la noticia]
Desde 1960, Radovan Karadzic vivía en la capital bosnia, Sarajevo, dondeen 1971 se licenció en Psiquiatría y luego se especializó en la cura de las paranoias, las neurosis y la depresión. Hasta los masivos cambios que siguieron la caída del telón de acero en 1989, Karadzic se exhibió con éxito discreto en dos ámbitos, los de la Medicina y la Literatura. Con 23 años publicó su primera colección poética, 'La lanza loca', seguida por otros poemarios, ensayos, libritos infantiles y piezas teatrales (las ediciones más recientes, como la de 'El huésped esloveno' o 'La leyenda negra' hasta se pueden adquirir en Amazon, la librería on line).
En los 80 ejerció de psicólogo de un popular equipo de fútbol, Crvena Zvezda, y entró por primera vez en la mira de la justicia: en 1985 pasó 11 meses en la prisión por fraude. Le gustaba decir que los serbios "son un pueblo edípico, dispuesto al sacrificio". En 1990 fundó y encabezó el Partido Democrático Serbio que pretendía reunir a los serbios de Bosnia y le sirvió de trampolín hacia el poder. Los que le conocen cuentan que la frustración por lo que nunca supo hacer como psiquiatra en la gran Belgrado, llevó a Karadzic a los extremos de la locura en la pequeña Sarajevo.

Una 'carrera' meteórica

'Bajemos a la ciudad, matemos a algún inútil': es el título de un poema de Karadzic que data del 1971 y ya deja entrever las profundas raíces de su espíritu 'combativo'. Sin embargo, su mutación de escritor aficionado alíder político de tipo hitleriano fue impactante.
La ascensión del 'poeta' fue breve e intensa, contaba con un amplio apoyo, pero que nunca llegó a ser suficiente para legitimarla. El ejemplo de Radovan Karadzic era Slobodan Milosevic; su bandera, la fácil retórica del nacionalismo proserbio; su reino duró poco y coincidió con los peores tiempos de Bosnia -la guerra del 1992-1995-. Su sueño era crear y gobernar una 'República Serbia' independiente en el marco de Bosnia y Herzegovina, algo que no alcanzó hacer democráticamente -los musulmanes le ganaban las elecciones- e intentó utilizando armas como la manipulación, la limpieza étnica, la instigación a la violencia y el terror.
Las funciones de Karadzic -a principios de 1992 se declaró presidente y jefe militar de la llamada 'República Serbia' de Bosnia y Herzegovina- le permitían el control permanente sobre las cuatro estructuras armadas que efectuaban la 'limpieza' de unas 41 regiones, más de la mitad de la antigua república yugoslava. El Ejercito de la 'República Serbia', los paramilitares, la Defensa territorial y la Policía, a las órdenes de Karadzic, se dedicaron, con todos los recursos posibles, aacabar con la población que no fuera serbia, es decir, casi el 50%.
[foto de la noticia]
En 1995, el Informe Final del Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la ONU señaló los elementos que caracterizaban la naturaleza de los casos de personas desaparecidas en Bosnia y Herzegovina durante el gobierno de Radovan Karadzic. Lo más habitual: la mayoría de los desaparecidos eran civiles y, además, la mayoría de los musulmanes afectados no fue víctima del combate armado sino de 'operaciones de limpieza' realizadas por las fuerzas serbobosnias.
En 1995 el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) abrió una vista contra Karadzic y su mano derecha, el general Ratko Mladic, inculpándolos porgenocidio. Gracias a sus simpatizantes y una cierta apatía de la comunidad internacional, Karadzic consiguió mantenerse en la presidencia hasta el mes de julio de 1996, cuando la cedió a la bióloga Biljana Plavsic. Durante los meses siguientes vivió tranquilo en su 'Casa Rosa' en la ciudad de Pale, a unos 15 kilómetros de Sarajevo, y se burlaba tanto del tribunal de La Haya, declarándolo "no sólo ilegal, sino vergonzoso para esa parte honorable de Occidente que lo apoya",como de Europa ("vaca loca y pedofilia").
En 1997, cuando las órdenes de captura contra él se multiplicaron y adquirieron un tono más amenazador, el ex psiquiatra se fugó. Según Carla del Ponte, la actual fiscal suiza del TPIY y 'bestia negra' de Slobodan Milosevic, Karadzic se perdió en el sureste de Bosnia viajando periódicamente a su natal Montenegro y a Belgrado.
El acuerdo de paz de Dayton preveía la captura fortuita, pero no la búsqueda organizada de los criminales de guerra, por lo tanto las redadas contra Karadzic, Mladic y sus cómplices en Bosnia no empezaron hasta 1998. Los esporádicos intentos de capturarlos, llevados a cabo por las fuerzas multinacionales en la zona, fallaban. Mientras, las autoridades locales nunca se han aplicado particularmente en ubicar y entregar a los culpables: no por casualidad se habla de una "cultura de la impunidad"en Bosnia.

El holocausto de Srebrenica

"Ni siquiera se me cruza por la mente [la posibilidad de que se le juzgue en la Haya]. Estoy perfectamente tranquilo. Soy inocente y creo en Dios", dijo Karadzic en una ocasión. "No existe nadie en este mundo que no pueda ser detenido. A cualquiera se le puede encontrar y eliminar. Pero lo más inteligente que pueden hacer mis perseguidores sería matarme antes de permitir que yo llegue a La Haya, porque allí les voy a causar muchos más inconvenientes".
[foto de la noticia]
De "encontrar y eliminar" el entonces presidente serbobosnio sí entendía. De hecho, uno de los crímenes más patentes e injustificables de la nueva historia europea lleva las marcas de su 'estilo'.
En abril de 1993, las Naciones Unidas pidieron a las partes en el conflicto armado bosnio dejar algunas "zonas de seguridad": las ciudades de Srebenica, Sarajevo, Bihac, Gorazde, Tuzla y Zepa, junto con sus respectivos los alrededores. A raíz de aquella intervención de la ONU, muchos bosnios buscaron refugio en el enclave musulmán Srebrenica, protegida por las fuerzas internacionales de mantenimiento de la paz.
De todas formas, y con la aparente no oposición de los 200 militares holandeses allí presentes, el 11 de julio de 1995 las tropas serbias penetraron en Srebrenica y separaron a las mujeres y los niños de los hombres, afirmando que éstos tenían que ser "interrogados por sospechas de crímenes de guerra". El presunto interrogatorio consistió en la fría exterminación de unos 10.000 varones, entre los 12 y los 77 años de edad , según los cálculos "más prudentes" de Amnistía Internacional. Hasta la fecha, sólo alrededor de 4.000 cuerpos han sido localizados e identificados. Los otros siguen desaparecidos.

El 'doctor K' según Carla del Ponte

"No soy un monstruo, soy escritor", afirmó Karadzic ante el periódico alemán 'Sueddeutschen Zeitung' en 1997. Su mujer, Liliana, paradójicamente directora de la Cruz Roja bosnia hasta 2002, su hija, periodista radiofónica, su hijo y sus dos nietos, parecen compartir esta opinión y protestan violentamente contra los registros de la residencia en Pale. Su madre, Jovanka, nunca perdió la certeza de que Radovan sería como era de pequeño "leal, trabajador y respetuoso con los ancianos".
Sin embargo, Karadzic está buscado por los peores crímenes contra la humanidad y el Gobierno de los Estados Unidos ofrece cinco millones de dólares por cualquier información que le conduzca al TPIY. Los datos, citados en la acusación del Tribunal de la Haya, son más que elocuentes.
Solo, o ayudado por otros –sobre todo los ya mencionados Biljana Plavsic y Ratko Mladic o el entonces presidente del Parlamento de la 'República Serbia' de Bosnia, Momcilo Kraisnik–Radovan Karadzic hizo imposible la vida de los no-serbios en los municipios bosnios de Banja Luka, Bijeljina, Bileca, Bosanska Krupa, Bosanski Novi, Bosanski Petrovac, Bosanski Samac, Bratunac, Brcko, Cajnice, Celinac, Doboj, Donji Vakuf, Foca, Gacko, Hadžici, Ilidža, Ilijas, Jajce, Kljuc, Kalinovik, Kotor Varos, Nevesinje, Novi Grad, Novo Sarajevo, Pale, Prijedor, Prnjavor, Rogativa, Rudo, Sanski Most, Sekovici, Sipovo, Sokolac, Teslic, Trnovo, Visegrad, Vlasenica, Vogosca, Zavidovici y Zvornik.
Para llevar a cabo su 'tarea' y sin otro motivo que su ambición nacionalista, Karadzic usó "tácticas de persecución y terror" contra la población civil musulmana y croata; consintió la deportación de familias enteras, la tortura de los cuerpos y de las mentes de los presos o suliquidación física; permitió e incitó violaciones de mujeres de otra etnia o religión, así como la destrucción de pertenencias privadas y lugares sacros. Además, Karadzic es responsable de la creación demás de 20 campos de concentración y de la captura de los mantenedores de la paz como rehenes.
En el apartado 'Asesinatos' de la acusación, la cuenta de Radovan Karadzic suma decenas de millares de vidas inocentes arrebatadas no en una guerra, sino de varias formas arbitrarias y abusivas, incluidos el asedio de Sarajevo y la matanza de Srebrenica. Sin duda alguna, en todo momento, del 1 de julio de 1991 al 30 de noviembre de 1995, el líder serbo-bosnio ha sido consciente de lo que ocurría y nunca ha emprendido nada para mitigarlo o ponerle fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia