...
...

Nuestro crecimiento concreto no depende de la trayectoria

Profetacuentalabiblia miles de artículos de ciencia y teología.


Nuestro avance y multiplicacion, expansion, no depende de la antiguedad que tengamos en algun sitio, no se trata de tener trayectoria, se trata del espacio que tengamos y el espacio hay que ganarselo y cuidarlo, y darlo a los otros para que tambien cresca, la naturaleza enseña señores...


El número de especies no depende de la antigüedad del linaje

Área: Biología — Martes, 11 de Septiembre de 2012
Un trabajo desafía la idea de que el número de especies con los que cuentan los distintos grupos de organismos depende de la antigüedad del linaje en cuestión.
Foto
Hay más de 400.000 especies de escarabajos y sólo dos especies de tutuaras, un reptil que vive en Nueva Zelanda. Los cocodrilos y caimanes, pese a haber estado 250 millones sobre la Tierra, sólo cuentan en la actualidad con 23 especies. ¿Por qué la evolución produce tantas especies de una clase y tan pocas de otras? Parece como si hubiera ganadores y perdedores en este asunto de la especiación. 
Los expertos del campo han sugerido que esto se debería a la antigüedad del linaje considerado. Los linajes más antiguos habrían tenido más tiempo para diversificarse que los más modernos. Esta idea de que el tiempo es el pronosticador más importante en este asunto está detrás de muchos modelos teóricos que se han realizado sobre el tema.
Ahora un trabajo publicado en PLoS sostiene que esta idea del tiempo y los linajes falla a la hora de explicar la especiación a lo largo de todo el mundo multicelular.
Michael Alfaro (UCLA) dice que cuando echamos un vistazo al árbol de la vida, la edad de un grupo no nos dice prácticamente nada acerca de con cuantas especies cuenta. Otra idea alternativa que trata de explicar esto, y que se basa en que algunos grupos son inherentemente mejores que otros a la hora de producir especies, también falla. Según Alfaro algunos grupos como el de las plantas con flores o los cíclidos (familia de peces) han sido muy productivos en especies durante ciertos periodos de su historia evolutiva, pero que si miramos las edades de todos los grandes grupos de plantas y animales, estas diferencias en ritmo de especiación no son suficientes a la hora de explicar las diferencias en número de especies que hay en los grupos existentes.
Este investigador y sus colaboradores estudiaron 1397 grupos importantes de eucariotas multicelulares (plantas, animales y hongos) que dan cuenta de 1.200.000 especies. Asignaron una puntuación sobre especiación a cada grupo usando métodos computacionales y estadísticos desarrollados por ellos mismos. Fueron capaces de comprobar si ocurría que los grupos que se separaron antes del árbol tienden a tener más especies. Al parecer esto no fue así.
Una explicación alternativa es que cada linaje produce las especies que rellenan una zona adaptativa determinada hasta un máximo permitido. De este modo, el linaje de ballenas o pingüinos tiene una máxima capacidad de producir especies que viene determinado por el hábitat y los competidores.
Cuando se coloniza una zona adaptativa por primera vez, el aumento del número de especies es muy rápido hasta que se alcanza un límite. Una vez la zona esta llena, la especiación se nivela. No aparecerán nuevas especies a no ser que ocurran dos cosas. La primera que alguna especie se extinga y en este caso sea reemplazada por otra. La segunda que las especies en la zona adaptativa desarrollen un nuevo rasgo (dientes afilados, alas, defensas químicas, camuflaje, etc.) que confieran una ventaja ecológica significativa y entonces se caiga en una nueva zona adaptativa, creando así la oportunidad para que aparezcan nuevas especies.
Según Alfaro, aunque la idea de las zonas adaptativas es vieja en Biología Evolutiva, se sabe poco sobre si el ritmo de especiación o las zonas de adaptativas son importantes a la hora de explicar la riqueza en especies a lo largo del árbol de la vida.
Alfaro añade: “Si las zonas adaptativas controlan la biodiversidad a escalas amplias, entonces el ritmo de especiación será una buena explicación de la riqueza de especies sólo justo después de que un linaje haya entrado en una nueva zona adaptativa. Una vez la zona adaptativa está llena, entonces no importa cuanto tiempo pase, el número de especies no cambiará mucho”. Estas zonas adaptativas imponen límites ecológicos que sirven para restringir el número de nuevas especies que pueden aparecer. “La mayoría de los grupos que hemos estudiado han alcanzado esos límites”, añade.
Según Alfaro los límites ecológicos pueden explicar los datos que tienen. En el transcurso de la evolución algunos linajes consiguen alcanzar innovaciones que los mueven dentro de nuevas zonas de adaptación y esto sería lo que dirigiría el asunto.
Dice Alfaro: “la meta definitiva en nuestro campo es tener una reconstrucción completa de la historia evolutiva de todas las especies del planeta. Ahora sólo hemos proporcionado una pieza del rompecabezas. Nuestro estudio arroja luz sobre los factores causales de biodiversidad a lo largo de todo el árbol de la vida.”
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3916

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia