...
...

johann wolfgang von goethe

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta



Johann Wolfgang Von Goethe
El hombre mas inteligente de la historia según una investigación 


"Cuando los demonios que quieren llevarse su alma tienen que retirarse ante la llegada de una legión de ángeles"


Extracto de Fausto



Otros libros y libretos teatrales trataron el tema del pacto con el diablo para lograr el dominio sobre la naturaleza: en el teatro de títeres de los siglos XVI y XVII, la historia se cerraba siempre con los demonios llevándose a Fausto, pero Goethe alteró este argumento haciendo que se salvara Gretchen al final de la primera parte, anticipando la salvación de Fausto al término de la segunda, cuando los demonios que quieren llevarse su alma tienen que retirarse ante la llegada de una legión de ángeles. Además Goethe cambia el impulso que mueve a Fausto: el deseo que lo acercaba a la brujería no es codicia, maldad o vagancia, sino el ansia de saber, el deseo de grandeza, de plenitud, de totalidad.


http://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/fotos/voltaire.jpg


Bueno, la mejor traducción de este articulo la tenemos en español de la mano de David Hidalgo Vega

Cronista. Es editor de revistas. Fue editor general de la revista Etiqueta Negra. Trabajó como reportero en los diarios El Comercio y La República. Una de sus crónicas fue escogida por la revista colombiana Gatopardo entre las diez mejores historias publicadas en diarios de América Latina en 2004. Es coautor de la novela policial, basada en hechos reales, «La muerte se escribe sola» (2006), publicada por Agenciaperu y la editorial Aguilar. En diciembre de 2006 recibió el premio anual de Derechos Humanos y Periodismo otorgado por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos del Perú. 

Es uno de los cronistas incluidos en la antología «Locos, malos y virtuosos» (2007) de Editorial Recreo. En julio del 2007 publicó el libro de no ficción «Sombras de un rescate: tras las huellas ocultas en la residencia del embajador japonés», bajo el sello editorial Planeta. En octubre de 2009 fue becario del Edward R. Murrow Program for Journalists, organizado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos y el Aspen Institute. Reside en Lima.



Hace poco le pregunté al prestigioso neurocientífico Kenneth Pugh, de la Universidad de Yale, cuál era su concepto de inteligencia. Pugh, un hombre que lleva años estudiando las funciones del cerebro, y que preside uno de los laboratorios más importantes de Estados Unidos, me respondió con un criterio fundamental.

 “En el sentido más amplio, la inteligencia es la habilidad de desarrollar nuevas habilidades y estrategias para resolver problemas. Es la capacidad de desarrollar conocimiento en un modo que se adapte a las necesidades. (Por eso) el cerebro cambia mientras la experiencia cambia”. 

 Años atrás una psicóloga realizó su propia medición y concluyó lo siguiente: el hombre más inteligente del mundo fue el genio alemán Johann Wolfgang von Goethe. Y eso que el ránking no es poca cosa. 
La doctora Catharine Cox, de la Universidad de Stanford, realizó un cálculo del coeficiente intelectual de personajes célebres, cuyos resultados figuran en el libro Rasgos mentales tempranos de trescientos genios. “El propósito de este estudio es establecer las características de un grupo de genios jóvenes respecto a ciertos rasgos mentales”, explica la Dra. Cox. 

“Los sujetos descritos son 301 de los hombres y mujeres más eminentes de la historia. La información utilizada son los registros históricos de su herencia biológica, su niñez y su juventud. El método empleado es la historiometría. Los criterios en la medición de los rasgos concernientes son reconocidos índices psicológicos”. Como rango histórico base, se seleccionó a personajes que vivieron entre los años 1450 y 1850. “Es un grupo representativo y los resultados obtenidos de una investigación sobre la niñez de sus miembros pueden considerarse verdaderos acerca de los hombres y mujeres eminentes en general”, precisa.
Bueno, con el resultado de esa investigación, considerando el que el C.I. promedio es de 100, se estableció el siguiente ranking:
Goethe (210)
Voltaire y Newton (190)
Galileo (185)
Da Vinci, Descartes(180)
Kant (175)
Lutero (170)
Mozart (165)
B. Franklin (160)
Rembrandt (155)
A. Lincoln (150)


Por supuesto que no faltarán los reparos a un estudio cuyos rangos temporales excluyen a otras figuras destacadas en distintos campos del conocimiento. Sin embargo, según señala el texto introductorio al trabajo de la Dra. Cox, “los registros pertenecientes a la niñez y juventud de 301 prominentes individuos, incluyendo artistas, músicos, soldados, Jefes de Estado y escritores, ofrecen los hechos que son cuidadosamente recolectados y examinados en el presente estudio. Suministran una base para responder las preguntas relacionadas a nuestro problema”.


La historia es bastante más larga, pero baste decir que la medición del coeficiente intelectual resulta la medida más confiable para establecer la inteligencia humana. Y pocos pueden dudar que Goethe de verdad era la sabiduría andando.




link: http://www.youtube.com/watch?v=533lt75jqSg



link: http://www.youtube.com/watch?v=38nSgWs26TE&feature=related



El propio Goethe narró su vida en un libro autobiográfico, Poesía y verdad (1811 y ss.), que llega hasta el año 1775.

Casa natal de Goethe en Fráncfort, reconstruida tras la II Guerra Mundial.
Nació en Fráncfort del Meno (Frankfurt am Main), hijo de Johann Caspar Goethe, un abogado y consejero imperial que se retiró de la vida pública y educó a sus hijos él mismo, bajo la máxima de no perder el tiempo en lo más mínimo, y de Katharina Elisabeth Textor, hija de un antiguo burgomaestre de Fráncfort. Estas vinculaciones familiares le pusieron en contacto desde el principio con el patriciado urbano y la vida política.
De inteligencia superdotada, y provisto de una enorme y enfermiza curiosidad, hizo prácticamente de todo y llegó a acumular una omnímoda o completa cultura. Primeramente estudió lenguas, aunque sus inclinaciones iban por el arte y nunca, a lo largo de toda su vida, dejó de cultivar el dibujo; al tiempo que escribía sus primeros poemas, se interesó por otras ramas del conocimiento como la geología, la química y la medicina.









Fausto



Trabajo de Literatura.
Obra: Fausto
Autor: Johann Wolfgang Von Goethe
Editorial: Espasa
Nº de edición 5ª
Año: 1808, primera parte; 1832 segunda parte
JOHANN WOLFGANG VON GOETHE: (1749-1832)




Poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán y una de las figuras señaladas de la literatura alemana.
La poesía de Goethe expresa una nueva concepción de las relaciones de la humanidad con

 la naturaleza, la historia y la sociedad; sus dramas y sus novelas reflejan un profundo
 conocimiento de la individualidad humana. La importancia de la obra de Goethe puede 
ser juzgada por la influencia que sus escritos críticos, su amplia correspondencia, 
su poesía, sus dramas y sus novelas ejercieron sobre los escritores de su época y 
sobre los movimientos literarios que él inauguró y de los que fue la figura principal. 
Según el crítico inglés del siglo XIX Matthew Arnold, Goethe debe ser considerado 
no sólo “el centro indiscutible de la literatura alemana, sino una de las figuras 
más versátiles de la literatura universal”.

Fausto fue la obra que ocupó la larga vida de Goethe. Es una de las obras maestras 

de la literatura alemana y universal. No es sólo una reelaboración de la leyenda
 del erudito mago medieval Johann Faust, sino una alegoría de la vida humana en todas sus ramificaciones.




RESUMEN DE LA OBRA:
Esta obra se divide en dos partes, que tienen muy pocas cosas en común, 

por eso es necesario trabajarlas por aparte, pero sin perder de vista a los dos
 personajes centrales de la obra: el doctor Fausto y Mefistófeles.



PRIMERA PARTE:
La obra empieza con una escena en el cielo, en la que Dios y Mefistófeles (el Diablo) 

hacen una apuesta, la cual estipula que Mefistófeles podrá sacar del buen camino
 al doctor Fausto, cosa que Dios no cree posible.
El doctor Fausto se encuentra pensando en su habitación, y su discípulo Wagner viene a buscarle

 para recordarle que pronto vendrán los días de fiesta, y le manifiesta sus intenciones
 de salir a socializar con la demás gente. Fausto y Wagner salen al pueblo, y al rato de caminar, 
Fausto se sienta en una roca, y vea a un perro negro que aparenta estar perdido, y que se le va 
acercando poco a poco. Al llegar el perro al lugar donde Fausto y Wagner se encontraban,
 Fausto se encariña con el perro, y al encontrarlo inofensivo, decide llevarlo a casa.
Al llegar a casa este perro que Fausto recogió resulta ser Mefistófeles,

 y hablan durante un buen rato
 sobre los placeres de la vida humana, pero luego Mefistófeles engaña a Fausto y se va, 
prometiendo volver.

A su vuelta, Fausto y Mefistófeles hablan con mayor confianza, 

y llegan a un pacto: Fausto acepta dar su alma al diablo, si este es capas de proporcionarle los más intensos placeres
 de la vida humana, y se estipula que al llegar el placer a la intensidad en la cual Fausto no pueda soportarlo
 y decida detenerse y vivir ese momento eternamente, podrá morir.
Salen así Fausto y Mefistófeles a su cometido, y acuden a buscar a una vieja bruja servidora de Mefistófeles,

 y le piden que le de a Fausto una pócima (no se aclara el efecto de la pócima en el libro,
 pero se deduce que es para conservar la juventud). Durante su estancia en la casa de la bruja, 
Fausto ve en un espejo la imagen de una mujer de la cual queda bastante impresionado, 
a causa de su hermosura, y exige a Mefistófeles como parte de su trato que le permita conocerla.
Parten desde la cueva al pueblo donde se desarrolla la mayor parte del primer fragmento de la historia,

 y es ahí donde Fausto vea a Margarita y le ofrece compañía, pero esta rechaza su oferta 
y se va profundamente consternada por la aparición de Fausto.

Fausto, profundamente enamorado, pide a Mefistófeles ayuda para conquistar a tan linda señorita, 

pero este le responde negativamente, y se justifica en el echo de que Margarita es una persona
 libre de pecado, y el no tiene ningún poder sobre ella; a cambio le ofrece ir a su habitación para 
poder disfrutar por un instante de su espacio.
Ya en la habitación de Margarita, Fausto envía a Mefistófeles en busca de un cofre

 lleno de alhajas y espectaculares joyas para regalarle a su amada, 
y poder así abonar el terreno para un futuro.
Se van de la habitación y llega Margarita, y al encontrar el cofre lleno de joyas queda profundamente 

extrañada y agradecida, se lo cuenta a su madre; y esta ve algo de impío en este extraño suceso y 
decide contárselo a su confesor, y este le recomienda ceder estas joyas a la iglesia, 
ya que de seguro algo de diabólico tenia que haber en ellas.

Este suceso no desanima a Fausto, y decide repetir la misma estrategia, 

pero esta vez con un cofre mucho más rico en joyas y piedras preciosas que le consiguió Mefistófeles. 
Margarita, sorprendida, se lo cuenta a su amiga Marta, la cual le recomienda que no se lo diga a su madre,
 ya que seguramente se repetirá la historia del cofre anterior. 
En ese momento llega Mefistófeles, el cual base de engaños consigue un encuentro
 clandestino entre el,
Margarita, Fausto y Marta. En este encuentro Fausto declara su amor a Margarita, 
y esta le corresponde con el mayor sentimiento de culpa, ya que eso estaba mal visto por la sociedad 
de esa época.
 Estos encuentros se repitieron unas cuantas veces y en uno de ellos Margarita expresa a Fausto 
su inconformidad con Mefistófeles, ya que lo encuentra maligno y perjudicial.

Unas noches después, Fausto y Mefistófeles tienen una riña con Valentín, hermano de Margarita, 

y le dan muerte. Ellos huyen, pero Valentín no esta completamente muerto. Margarita sale a su auxilio,
y con sus ultimas fuerzas Valentín maldice a Margarita y le augura un mal futuro.
En una catedral se encontraba Margarita y es profundamente atormentada por un espíritu maligno, 

que la maldice y le hace ver lo pecadora que fue.
Mientras esto pasaba, Fausto Y Mefistófeles van a la noche de Walpurgis, 

confusa parte de la obra en la que Fausto y Mefistófeles hablan acerca de Margarita, 
y luego de terribles acontecimientos Fausto sale con prisa en busca de Margarita, la cual se encuentra en prisión.
Llegan a la prisión, y se encuentran con el triste hecho de que Margarita será ejecutada la mañana siguiente, 

y deciden partir, pero Margarita no se van con Fausto, debido a que este estaba acompañado por Mefistófeles,
 y esto le parecía insoportable. Se van así Fausto y Mefistófeles y dejan a Margarita a su suerte; 
y este es el fin de la primera parte.



SEGUNDA PARTE:
La segunda parte se desarrolla en un ambiente medieval, lleno de elementos fantásticos y mitológicos.
Empiezan Fausto y Mefistófeles engañando a un torpe y joven emperador haciéndose

 pasar por brujo y bufón respectivamente.
El imperio se encuentra en crisis económica, y Fausto junto a Mefistófeles le proponen

 una eficaz solución al emperador, y al ponerla en practica esto resulto bastante productivo. 
Es así como el emperador acoge a Fausto y a Mefistófeles en el seno del imperio.
El emperador, a manera de exigencia, pide a Fausto que le traiga a Elena, belleza entre bellezas, 

y a Paris, mitológico héroe. Esto supuso muchos esfuerzos por parte de Fausto, 
pero con la ayuda de Mefistófeles lo logro.
En el siguiente acto de la obra, aparece Elena en frente del palacio de Menelao, su padre. 

Pero es recibida por Forkyas, y esta le comunica que de entrar a palacio será ejecutada por su padre, 
y que su única salvación es huir. Se va entonces Elena, y llega al palacio de Fausto en donde
es recibida con lujos por Fausto.
Se cambia la escena a profundos bosques llega Forkyas al palacio de Fausto y le comunica 

que Menelao esta próximo a su palacio, y que viene en pie de guerra. Luego tras confusas escenas,
desaparece Elena, y Fausto es elevado a la región etérea por el vestido de Elena.
Cae fausto de la nube, y se encuentra con Mefistófeles en lo alto de una montaña. 



Al escuchar los tambores y la música de guerra buscan a 3 feroces guerreros que les ayuden
 en su campaña contra el enemigo, y bajan a ponerse a ordenes del emperador. 
Se desata feroz batalla, y Mefistófeles usa toda su magia para derrotar al enemigo,
 y con esto se ganan el favor del emperador.
El emperador cede a Fausto un extenso feudo en las costas del imperio, pero el arzobispo

 le advierte que se esta metiendo con el mismísimo Diablo, y le pide que le otorgue todos los
 impuestos y las regalías de dicho feudo a la iglesia.
Fausto lleva a cabo su sueño (ganarle terreno al mar) en su feudo, y es así como

 completa su felicidad plena, y al decirle esto a Mefistófeles, Fausto muere, pero en su muerte 
se arrepiente, y Mefistófeles es engañado por niños y Ángeles, y se le escapa el alma de Fausto, 
quedando así inconcluso el pacto. Este es el fin de la obra.



OPINIÓN PERSONAL:
Su lectura es complicada en el sentido que no es muy coherente en mucha 

partes del libro, como por ejemplo en la noche de Walpurgis en la que se pierde la cronología 
de la historia, o en el intermedio. Otra parte complica es todo el segundo fragmento, 
ya que no tiene mucha relación con el primero, y tiene cambios de escena confusos 
y una cronología poco definida. Deja muchas dudas en el lector.

Por lo demás me parece un buen libro, en el que se trata de manera muy particular 

el tema del placer y todo lo que hacemos para procurárnoslo, además de las desgracias
de conseguir lo que queremos por medio de los medios erróneos.

Los personaje, en especial Fausto, los tres valientes y Elena, me parecieron

 bastante fascinantes a pesar de la corta aparición de los dos últimos. Se trabaja muy bien
 el sentimiento en cada uno de los personajes.

El Rincón del Vago, en Salamanca desde 1998


El hombre mas inteligente de la historia según una investigación 

"Cuando los demonios que quieren llevarse su alma tienen que retirarse ante la llegada de una legión de ángeles"

Extracto de Fausto

Johann Wolfgang von Goethe

http://en.wikipedia.org/wiki/Johann_Wolfgang_von_Goethe



En el libro Conversaciones con Goethe por el secretario de Goethe a Eckermann , sin embargo, Goethe se presenta como entusiasta acerca del cristianismo, Jesús , Martín Lutero y la Reforma Protestante , incluso llamando cristianismo la "religión del último ". [ 44 [ 45 [ 46 ] A pesar de que se opuso a muchas de las enseñanzas centrales de las iglesias cristianas, pensaba que no obstante podrían ser interiormente cristiana. [ 47 ]

Su punto de vista más espiritual, desarrollado entre el panteísmo (muy influido por Spinoza ), el humanismo , y varios elementos de Western esoterismo , como se ve más claramente en la segunda parte de Fausto . De acuerdo con Nietzsche , Goethe tenía "una especie de casi alegre y confiado fatalismo "que tiene" fe de que sólo en la totalidad todo se redime y parece bueno y justificado ". [ 48 ]
Por otro lado, un año antes de su muerte, expresa una identificación con el Hypsistarians , un antiguo judío-pagano de la secta del Mar Negro región. Después de describir sus dificultades con la religión dominante, Goethe se lamenta:
... No he encontrado ninguna confesión de fe a la que yo podría aliarme sin reservas. Ahora en mi vejez, sin embargo, he aprendido de una secta, la Hypsistarians, que, encajonado entre los paganos, Judios y Cristianos, declararon que el tesoro, admirar y honrar a los mejores, el más perfecto que podría llegar a su conocimiento, y en la medida en que debe haber una estrecha relación con la Divinidad, lo paga reverencia. A la luz alegre por lo tanto me miró de pronto de una edad oscura, porque yo tenía la sensación de que toda mi vida había estado aspirando a calificar como un Hypsistarian. Que, sin embargo, no es tarea fácil, por cómo hace uno, en las limitaciones de la propia individualidad, llegar a conocer lo que es más excelente?
de una carta a Sulpiz Boisserée de fecha 22 de marzo 1831 [ 49 

Hypsistarians

El Hypsistarians eran una secta semi-judía que adoraba a Dios con el nombre de θεός Υψιστος Παντοκράτωρ ("El Altísimo y Todopoderoso"). Sus miembros vivían en el Bósforo en el siglo I CE y se encuentran de vez en cuando en el Asia Menor hasta el siglo IV. Ellos eran judíos en la medida en que la observancia del sábado y algunas de las leyes de la dieta, pero se desviaron del judaísmo en la que se entretuvo un cierto temor pagano de fuego y luz, la tierra y el sol, aunque no se indica que practicaban alguna idolatría o la oración ritos.Ellos probablemente están relacionados con, y puede ser idéntica, ya sea la Mossalians ("Meẓallin"), o Euchomenoi, o el Euphemitai que se distinguen como "Dios, los fieles que también adoraban al Dios Todopoderoso en el resplandor de muchas luces." El Hypistarians también puede estar relacionado con la Shamayim Yirei ("adoradores" o "adoradores de el cielo "), mencionados en el Codex Theodosianus , xvi, 5:43 y 8:19. La opinión general es que fueron, sin duda, un remanente de prosélitos judíos que mantuvieron una noción pagana, pero pocos eran considerados como hostiles a la doctrina cristiana.



Hypsistarians, es decir, adoradores de la Hypsistos (griego: Ὕψιστος, el "Altísimo" Dios), es un término que aparece en los documentos de fecha alrededor de 200 aC hasta el 400 dC, en referencia a los diversos grupos en su mayoría en Asia Menor (Capadocia, el Ponto y Bitinia) y en las costas del Sur de Rusia de lo que hoy es conocido como el Mar Negro.
Algunos eruditos modernos identificar al grupo o grupos, con temerosos de Dios, que no ha sido circuncidado semi-prosélitos y simpatizantes, el judaísmo helenístico.
Los nombres Hypsianistai, Hypsianoi aparecen por primera vez en San Gregorio Nacianceno (Orat., XVIII, 5) y el nombre Hypsistianoi en Gregorio de Nisa (Contra Eunom., II), i. e. alrededor del año 374, pero un gran número de tabletas votivas, inscripciones y los oráculos de Dídimo y Klaros establecer fuera de toda duda que el culto de la Hypsistos (Hypsistos, con la adición de "dios" Theos o Zeus o Attis, pero con frecuencia sin la adición) como el único Dios se había extendido en los países adyacentes al Bósforo (cf. Hechos 16:17: "Estos hombres son siervos del Dios Altísimo" - oráculo de la pythonissa en Filipos).
El uso contemporáneo de ὕψιστος helenístico (Hypsistos) como un término religioso que parece ser derivada de y compatible con el término, tal como había aparecido mucho antes en la Septuaginta. 

(Ύψίστος griego traducir hebreo elyon עליון Inglés "más alto".)

Escuelas filosóficas helenísticas

[editar]Platonismo

Artículo principal: Platonismo
Es el nombre dado a la doctrina filosófica desarrollada por los seguidores de Platón a partir del siglo I a. C. que llegó a ser el movimiento intelectual dominante en los primeros siglos de nuestra era, favorecido por la influencia poderosa que ejerció sobre el cristianismo y judaísmo.
El concepto central de este grupo fue el Mundo de las ideas. En el siglo III a. C.Arcesilao adopta el escepticismo, que se hizo un principio central de la escuela hasta el 90 a.C, cuando Antíoco de Ascalón añadió elementos del estoicismo y rechazó el escepticismo.
El platonismo ha influido en sectores del pensamiento religioso, de forma que se llega a creer que ciertos ritos, pensamientos y doctrinas están basados en él. San Agustín creía que mediante Platón se podía articular teológicamente la fe cristiana, como había intentado Filón de Alejandría con el judaísmo. Con la adopción del misticismo oriental en el siglo III, el platonismo se convirtió a neoplatonismo, pero en el Renacimiento resurgió, sobre todo en la Academia Platónica de Florencia (siglo XV).

BIBLIOGRAFIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia