...
...

La casa en la cima de un volcán

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta


La casa en la cima de un volcán

Por Sarah Firshein/Curbed
No todos los días uno se topa con un OVNI, no importa si es uno en el que puedes vivir, ni tampoco si es uno asido firmemente a la cima de un volcán, o a un cono de ceniza volcánica, para ser más precisos.
Esta casa en un volcán del Sur de California, puede ser tuya por $750,000. Foto: Curbed
Pero he aquí este curioso habitante del desierto, ubicado entre Las Vegas y Los Angeles, en Newberry Springs, California, que apareció en la pantalla de nuestro radar.
Originalmente encargado como un lugar de descanso por el genio de la mecánica de aviones Vard Wallace, la casa fue diseñada por el prolífico y versátil arquitecto del Sur de California Harold Bissner, Jr., y terminada de construir en 1968. ¿La inspiración? La planta nuclear de San Onofre, en el noroeste del condado de san Diego.
El diseño de esta casa se inspiró en una planta de energía nuclear. Foto: Curbed
La propiedad ahora pertenece a la celebridad local Huell Howser, patrocinador de "California's Gold", un show de viajes en la emisora radial de Los Angeles KCET, durante los últimos 20 años. Howser listó la propiedad en septiembre del 2009, momento en el que Curbed LA la describió como un "escondite secreto donde puedes ver tus planes más ruines desplegados en pantallas planas y cacarearlos a tus secuaces".
Aún presente en el mercado por el precio inicial de $ 750,000, la casa de 2 cuartos y dos baños cuenta con una cúpula formada por vigas de hormigón y vigas de abeto, conectada a tierra por paredes de cristal: en el interior, un área de conversación mantiene las cosas en torno a una chimenea.
No se sabe si los muebles, al estilo de los años 60 están incluidos en el precio de la casa. Foto: Curbed
También hay una casa de huéspedes de una habitación, un lago, 60 acres de tierra sin cultivar, un garaje para tres coches, una plataforma de observación en la azotea (una vista de 360 ​​grados del desierto) y, por supuesto, la mejor parte: "un paisaje austero alrededor, casi lunar".
¿La parte divertida? A pesar de que ha habido cero suerte con la venta, sin una sola rebaja de precio en los últimos dos años, Howser claramente está aguantando su propiedad para ese geek de la arquitectura que quiera tener una historia seria que contar. O, quizás, algún niño rico que quiera jugar a vivir en una nave espacial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia