...
...

Saint Matthew, la isla de los renos perdidos

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Saint Matthew, la isla de los renos perdidos


miércoles 16 de febrero, 6:52 PM


Cuaderno de Cienciasmar

Imagen de un reno / Foto: Istockphoto.

Saint Matthew, la isla de los renos perdidos

En la remota Alaska, la población de estos animales crecía y crecía, pero se extinguieron. ¿Por qué?

Enlaces relacionados





PUBLICIDAD
La historia de hoy nos va a llevar a finales de la Segunda Guerra Mundial. Allá por el año 1944 y cuando la gran confrontación bélica daba ya sus últimos coletazos, al gobierno de los Estados Unidos se le ocurrió instalar una base militar en una remota isla llamada Saint Matthew en las frías costas de Alaska.
Saint Matthew es en realidad un punto perdido y olvidado en el frío mar de Bering en el que, en aquel lejano 1944, desembarcaron 19 soldados americanos con la misión de instalar un sistema de radio navegación. En caso de que la contienda se alargara y pudieran quedar incomunicados en aquella isla, se llevaron con ellos 19 renos a modo de previsión y alimento.




Sin embargo, la guerra terminó apenas un año después y llegaron órdenes del alto mando: tenían que desmontar la base y volver a casa. Así lo hicieron, dejando en aquella remota isla a los 19 renos.
De esta manera aquellos 19 renos se encontraron con un paraje ventajoso, un clima apropiado, abundante vegetación y ningún depredador que pudiera ponerles en peligro.

El tiempo pasó hasta llegar a 1957, año en el que un equipo de investigadores arribó a las costas de Saint Matthew comprobando un hecho realmente curioso: en tan solo un periodo de 13 años la colonia de renos había pasado de los 19 originales a 1350 ejemplares.
Los renos se habían multiplicado colonizando toda la isla y lo más asombroso, al volver tan sólo 6 años después, en 1963, aquella colonia de renos de Saint Matthew alcanzaba ya los ¡6.000 renos!
Un crecimiento asombroso que, sin embargo, se vio frenado en seco en la siguiente visita.
En 1966, 3 años después, el ser humano volvía a pisar la isla para comprobar algo realmente desconcertante: toda aquella población (de hasta 6.000 renos) había desaparecido. Entre multitud de esqueletos, los investigadores encontraron que tan sólo quedaban 42 renos, de los cuales tan sólo quedaba un macho que, además, resultó infértil.
Bastaron 3 años para que toda una colonia de renos desapareciera hasta quedarse en mínimos.
¿Qué había ocurrido en aquel breve lapso de tiempo? La respuesta se encontraba en la propia isla en un tiempo verde y abundante, ahora se encontraba prácticamente yerma y sin recursos. Bastó con un par de duros inviernos para que la falta de alimento acabara con la existencia de toda la población de renos que, hacía poco, crecía desmesuradamente en Saint Matthew


ahora en caricatura!!!!!!







Los renos de St Matthew Island

Saint Matthew es una apartada isla junto a Alaska que durante siglos había estado tranquila en medio del frío Mar de Bering. Durante la segunda guerra mundial, a alguien se le ocurrió darle una función bélica instalando una estación de radio.
Un equipo de 19 hombres se encargaría de las instalaciones y del proyecto en la isla. Junto con todos los materiales a bordo, también se cargaron 29 renos que, en caso de necesidades sobrevenidas, pudieran servir de aprovisionamiento y alimento... por si acaso.
Sin embargo, la guerra terminó un año después y el alto mando ordenó desmontar el campamento y volver a casa. Los 19 hombres recogieron sus cosas, embarcaron y regresaron a sus hogares... dejando a aquellos 29 renos en la isla.
Saint Matthew volvía a ser una isla desierta, aunque en esta ocasión albergaba a unos invitados recién llegados que, en ausencia de humanos, se convertirían en amos y señores del lugar.
Los renos, con un clima adecuado, una vegetación abundante y, sobre todo, sin depredadores, dieron rienda suelta a sus instintos (ejem).
Años después, en 1957, un equipo de investigadores visitó la isla y, para su sorpresa, la colonia de renos había pasado (en trece años) de los 29 originales a 1350 ejemplares.


Los renos, toda una colonia a estas alturas, estaban bien alimentados, saludables y se habían multiplicado a un ritmo más que considerable.
Desde aquel año de 1957 hasta la próxima visita humana a Saint Matthew habrían de pasar otros 6 años, 1963.
La población de renos en esos seis años había pasado de 1350 renos a la cifra de 6000 ejemplares. El crecimiento dejó con la boca abierta a los investigadores que regresaron a Saint Matthew... aquel asombro se convertiría en estupor tan solo 3 años después...

1966. Nuevos investigadores, interesados en esta interesante colonia de renos regresan a la isla y se encuentran con lo impensable... centenares de huesos, esqueletos y cadáveres diseminados por toda la isla...

En tres años (de 1963 a 1966) la población de 6000 renos se había visto reducida drásticamente a cifras escalofriantes: sólamente habían sobrevivido 42 ejemplares, la isla, antes verde y fértil, se encontraba totalmente agotada y la vegetación apenas se encontraba cuando antes abundaba por cualquier rincón.

El desmesurado crecimiento de la población acabó con los recursos de Saint Matthew hasta que un breve invierno de escasez, bastó para acabar con la próspera comunidad de renos.
Ahora a alguien seguro que se le ocurre comparar esto con la población humana y los limitados recursos terrestres.

Toda la historia en las recomendables viñetas de Stuart McMillen,
http://www.recombinantrecords.net/






 Los renos de la isla Saint Matthew

La Isla Saint Matthew está en pleno Mar de Bering, a mitad de camino entre Alaska y Siberia.
Lugar desolado e inhóspito si los hay...
Click the image to open in full size.
en 1944, durante la segunda guerra mundial, se decidió instalar una estación de radio-navegación, tarea que estaría a cargo de un equipo de 19 hombres. Junto con todos los materiales a bordo, también se cargaron 29 renos que, en caso de emergencia, pudieran servir de aprovisionamiento y alimento.

Sin embargo, la historia quiso que la guerra terminara un año más tarde lo que permitió al equipo a desmontar el campamento y volver a casa... dejando a aquellos 29 renos en la isla. Con un clima adecuado, una vegetación abundante y sobre todo, sin depredadores, no les sería difícil sobrevivir...

En 1957 un equipo de investigadores, retornó a la isla, y descubrió que en tan solo un periodo de 13 años la colonia de renos había pasado de los 29 originales a 1.350 ejemplares.
En 1963 ya había más de 6.000 renos...
Pero apenas tres años mas tarde... en 1966, una nueva visita descubrió que... solo quedaban 42 ejemplares, en un mar de osamentas desperdigadas por doquier.
La isla, antes verde y fértil, se encontraba totalmente agotada y la vegetación apenas se encontraba en lugares inaccesibles.

Click the image to open in full size.

Para colmo, de aquellos 42 renos, 41 eran hembras, con un solo macho, que luego se descubrió era esteril...

En 1980 murió el último reno, dejando nuevamente a la Isla desolada y vacía, como era antes de 1944.
El desmesurado crecimiento de la población acabó con los recursos de Saint Matthew hasta que un breve invierno de escasez, bastó para colapsar la próspera comunidad de renos.

Los Mayas... los habitantes de la Isla de Pascua... los renos de Saint Matthew...
¿Cuantos ejemplos más precisamos?
¿Aprenderemos alguna vez?

http://www.macusergroup.com.ar/foro/showthread.php?t=32044

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia