...
...

Esferas inmensas (bajo tierra) por todo el mundo?

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Tema presentación de los post / INVIERNO 2011 "NEW" 



Autores: Estoymuyaltomix, Mirelle, Jorg, Isaac y LHM. 
Direccion: Jairo Cadima  


Este post es como una parte continuada de este otro post anterior donde se entiende mas todo...

¿Civilización desconocída convivía con neandertal?¿vos?


http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/9127131/_Civilizacion-desconocida-convivia-con-neandertal__vos_.html


dijo:

Pero hoy primero vamos a ver algo de teoría ya que muchas de estas esferas fueron estudiadas por especialistas y se conoce que son de formación natural, pero otras tantas en otras partes del mundo no lo son, también se comprobó que son talladas artificialmente, tenemos de los dos tipos de esferas y de ahí partimos a estudiar esto y sus posibilidades "locas" de conexión mundial en tiempos en los que supuesta-mente no existía la "GLOBALIZACION".

Y finalmente te voy a dejar seis vídeos para que los veas de reojo mientras laburas o estudias en este hermoso y gris día en Buenos Aires o en el resto de latinoamerica donde tengo muchos amigos lectores, saludos a todos y acá los dejo, saquen sus propias conclusiones, como siempre debe ser... desconfíen de todo y mucho, al máximo. 


Esferas de piedra gigantes, misterio fenicio?
Esferas de piedra en el mundo






En toda la América continental e insular, el concepto de la esfera fue bien conocido por las culturas prehispánicas, los arqueólogos han encontrado gran cantidad de esferas líticas a lo largo y ancho del continente y en las islas del caribe, generalmente se trata de pequeños artefactos de entre 2 y 25 centímetros de diámetro, claramente asociados con diversos asentamientos aborígenes.

En las Antillas Mayores, (por ejemplo) esferolitos artificiales, descubiertos dentro de sus originales contextos amerindios, (in situ) han sido fechados por el método de datación radio-métrica (carbono-14). Las contundentes dataciones revelan una antigüedad de 3600 años.

En el continente Americano y en diversos puntos del planeta, también se han encontrado inmensas bolas de piedra, algunas superan los 3 metros de diámetro, sin embargo aun no se ha podido establecer una clara relación entre estas esferas y las culturas antiguas que habitaron cerca o en los mismos lugares donde han sido localizadas. Hasta el momento la única relación clara entre esferas monumentales y culturas prehispánicas es la estudiada en Costa Rica, donde los investigadores han demostrado la intencionalidad aborigen de esculpir estas singulares esculturas redondas.

Casi todos los hallazgos de esferas gigantes fuera de la región costarricense del Delta del Diquís, han sido diagnosticados por los expertos como formaciones naturales.
Esto nos lleva a la pregunta:
¿De que manera se forman las bolas naturales de piedra?

Según los geólogos este fenómeno se da por varias razones.
La más común de ellas es el desgaste natural por abrasión, provocada cuando los bloques rocosos son arrastrados por la fuerza de los ríos desde altas pendientes, en su descenso chocan y se friccionan tenazmente lo cual provoca su redondez.
Otra causa es la exfoliación o pérdida de capas. Con los naturales y constantes cambios de temperatura, aunados a largas exposiciones al medio ambiente, algunas clases de roca desprenden capas de forma cóncava dejando superficies redondeadas.

La actividad volcánica también produce bolas de piedra, esto se da por la cristalización de lava incandescente, en su caída o rodaje desde la cumbre hasta las laderas del volcán. Asimismo la naturaleza engendra esferas de piedra a partir de concreciones de calcio y carbonatos alrededor de un pequeño núcleo mineral, al que en el transcurso de las edades se van adhiriendo otras partículas, mismas que forman en torno al núcleo original capas y más capas, como las de una cebolla. Estas formaciones esféricas son espectaculares. El proceso geológico que las origina puede durar muchos millones de años.

Pero no todos los investigadores de esferas en el mundo, están de acuerdo con los diagnósticos de los expertos en geología, consideran algunos de estos dictámenes simplistas y evasivos, amen de generar más preguntas que respuestas.
No es mi intención entrar en esa polémica.
Si mi lector esta interesado en ver, analizar y juzgar por si mismo, las diversas esferas de piedra descubiertas fuera de Costa Rica, puede ver la “Bibliografía Digital”, allí encontrara interesantes vínculos de la Internet donde se muestran estas esferas.

Me limitaré aquí en hacer un muy breve recuento de los hallazgos que más han llamado mi interés. Con la simple intención de motivar vuestra curiosidad.

Esferas de piedra en Hunan (China)

A mediados del 2007, la maquinaria pesada encargada de construir una carretera en la provincia china de Hunan, topó de frente con una gran cantidad de bolas de piedra. Sus dimensiones van desde el tamaño de una sandía a la estatura de un hombre. Estudios preliminares de las rocas, anuncian que se trata de formaciones naturales integradas por la concreción de carbonatos.


Esferas de piedra en Sierra Ameca (México)

En verdad son impresionantes los centenares de inmensas esferas líticas que embellecen las laderas del ya de por sí hermoso paisaje de la Sierra Ameca.

Según algunos expertos, el origen de dichas esferas se debe a la unión de cenizas volcánicas por cristalización a muy altas temperaturas.
Sus diámetros oscilan entre los 60 y 335 centímetros Estas colosales esferas están muy bien documentadas.

Esferas de piedra en South Island (Nueva Zelanda)

En la tierra de los terremotos, situada en el cinturón de fuego que circunda al Océano Pacífico, entre las placas tectónicas australiana y pacífica… y los ancestrales dominios Maorí, también se han encontrado grandes cantidades de esferas de piedra. Allá se les llama: los cantos rodados de Moeraki.

Según las tradiciones orales de la isla son piedras sagradas. Hoy constituyen un importante atractivo turístico de la Isla y están protegidas dentro del dominio de una reserva natural. Los turistas de South Island afirman que estas bolas alcanzan hasta los 4 metros de diámetro.
Esferas de piedra en Ischigualasto (Argentina)

Podemos ver vastos conjuntos de bolas líticas en el Parque geopaleontológico de Ischigualasto (voz quechua que significa “sitio donde se posa la luna”) declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

El también llamado “Valle de la Luna” es considerado por los viajeros como uno de los sitios más interesantes del mundo. Además de ostentar las esferas mas viejas de todo el planeta… (Según los expertos la formación natural de estas bolas, se dio hace decenas de millones de años por el fenómeno geológico de concreción)… este inmenso paraíso de los fósiles, posee el registro de dinosaurios más antiguo del mundo”.

La región es igualmente rica en manifestaciones de arte rupestre, el cual sería interesante estudiarlo a la luz de las esferas, pero en el Valle de la Luna, el protagonismo pertenece a los dinosaurios.


Esferas de piedra en Cartago (Cultura Fenicia)

En el antiguo Cartago, fundado por los fenicios a mediados del siglo IX, se encontraron notables cantidades de esferas líticas de pequeño y mediano formato (entre 12 y 40 centímetros de diámetro) El consenso científico admite que estas bolas líticas, no son de origen natural, fueron confeccionadas por mano humana.
Hoy las llaman “piedras de fuego, o piedras de cañón”. Definición confusa pues en épocas fenicias no se conocía la pólvora ni el cañón, y son pocos los estudiosos que consideran que tan elaborada redondez, haya sido esculpida para ser disparada por las catapultas de la época.

Si bien la esfera fue una forma recurrente entre lo fenicios, no fue exclusiva de Cartago. Esta elaborada abstracción geométrica, fue detectada (entre otros sitios de filiación fenicia) por las campañas arqueológicas españolas, en los años 1978 y 1979, al pie del cerro “La Muela”. El lugar forma parte del solar del antiguo emporio de Cástulo, paraje histórico y geografía de arcaicos dominios fenicios, localizado muy cerca de la actual ciudad española de Linares. Allí, bajo un conjunto de construcciones ancestrales, las cuales conforman un santuario al aire libre, se encontraron intactas y sepultadas por una gruesa capa de arena de río, dos grandes esferas de piedra arenisca, con sus correspondientes bases cóncavas de sustento. Los estratos donde fueron desenterradas las esferas datan del siglo VIII antes de Cristo.

El hallazgo de esferas de piedra fenicias, parece no ser relevante para los investigadores europeos, pues es muy poco lo que se puede averiguar de ellas.

Esferas de piedra en Hulín (República Checa)

En el mes de noviembre del 2000, contacté vía Internet, con un ciudadano de la República Checa llamado Jiri Matejka. Me comentó que en su país también hay grandes bolas de piedra, la noticia me interesó y le solicité me enviara algunas imágenes. Varios días después recibí dos fotografías, tomadas cerca de la ciudad de Hulín, en ellas pude admirar un par de esferas líticas de considerable tamaño.

El asunto de las esferas venía intrigando a Jiri Matejka y se propuso estudiarlas a fondo. Edificó el portal: http://volny.cz/kamenne_koule, donde empezó a transmitir sus primeras valoraciones. Desgraciadamente en 2004 el sitio dejo de funcionar junto a su dirección de correo electrónico. Desde entonces no he podido comunicarme con él. Mi curiosidad por las esferas checas se renovó al iniciar este artículo, y decidido a encontrar información, me lancé a navegar por las saturadas rutas del ciberespacio. Por fin conseguí atracar en un sitio que habla extensivamente de ellas… para mi desconsuelo todo lo expuesto allí, está en lengua checa y no logré entender una palabra. Sin embargo las imágenes son convincentes, ¡hay enormes esferas de piedra en la República Checa! Veo además que las relacionan con las de Costa Rica.

Transfiero las coordenadas del portal, con la esperanza de que alguien me informe de lo investigado sobre estas esferas.


Esferas de piedra en Zavidovice (Bosnia)

En el año 2005, el investigador Semir Osmanagic, desató una acalorada polémica, por el supuesto descubrimiento de gigantescas pirámides en Bosnia. La controversia continúa y aun la comunidad científica internacional no ha dado su veredicto.

Ese mismo año se añadió a la discusión el descubrimiento, cerca de la aldea de Ozimici, de 20 esferas de piedra, (la mayor tiene 3 metros de diámetro) que según apreciaciones del geólogo egipcio, Dr. Aly Abd Barakat “se trata más bien de un fenómeno artificial que natural”, asociándolas con las esferas de Costa Rica, por ser esculpidas por manos humanas. Tampoco aquí, otros profesionales han dado un dictamen científico. Por tanto la apreciación única de Barakat, no ha sido avalada ni rechazada.

Las primeras esferas líticas de Bosnia, fueron descubiertas en Zavidovice, cerca de la pequeña localidad de Duboki Potok el año de 1938… ¡un año antes que las de Costa Rica! (1939) pero las esferas de Zavidovice no fueron halladas por tractores agrícolas, sino por una gran tormenta que provocó que el inofensivo riachuelo de la localidad, sacara sus garras y abriera un gran surco en la tierra, entonces las piedras mostraron sus redondos lomos. Los lugareños desenterraron decenas de esferas de entre 0,5 y 1,6 metros de diámetro.

Curiosamente, estas bolas de piedra, igual que en Costa Rica, fueron trasladadas para decorar jardines y frontispicios privados.
Para mí, las esferas de Bosnia son un enigma no resuelto. No por incompetencia científica, recordemos que la región fue una ingrata y sangrienta zona de guerra, ambiente nada favorable para este tipo de investigaciones. ¡Paz duradera en Bosnia!

Esferas de piedra en el Caribe

En varias islas del Caribe: Cuba, La Española, Puerto Rico, República Dominicana, así como en las costas continentales caribeñas, se han reportado, no pocos hallazgos de un artefacto conocido como “esferolito” se trata de pequeñas esferas de piedra (entre 2 cm. y 15 cm. de diámetro) que aparecen en los yacimientos arqueológicos y en algunos campos de labranza, donde son recogidas por los campesinos.

Por su contexto la mayoría de estos esferolitos se han asociado a rituales fúnebres. Generalmente aparecen al lado de la cabeza del difunto. Pero también se han encontrado formando alineaciones dentro de puntos de observación en plazas ceremoniales prehispánicas de las Antillas Mayores.
En mayo de 2008, el arqueólogo hondureño Ricardo Agurcia descubre en una tumba real, ubicada en el Parque de Copán, la pieza de jade más grande del mundo Maya. Se trata de una esfera perfectamente tallada en jade, del tamaño de un balón de fútbol. De acuerdo a su contexto funerario, este sería a su vez, el esferolito de mayor tamaño reportado.

Investigadores internacionales de la talla de Adolfo López Belardo (República Dominicana) Pablo Novoa Álvarez (Venezuela-España) Santiago Silva (Cuba) Camilo Morón, (Venezuela) entre otros, vienen desde hace años siguiéndole la pista a estos interesantes artefactos.

El señor Novoa ha encontrado que en las culturas megalíticas de Europa y en las del Neolítico chino, también se usaron esferolitos con fines fúnebres. En República Dominicana el señor López ha reportado el hallazgo de esferolitos de una antigüedad sorprendente (1600 a.C) Por otro lado el señor Silva nos advierte de la presencia de esferas, de tamaños similares a los de Cuba, en la isla de Tenerife (Islas Canarias) en la llamada Cueva de Los Cabezazos, en el municipio de Tegueste y otras más en un yacimiento arqueológico, ubicado a poca distancia de las pirámides de Güímar.

En Costa Rica, esferolitos similares aun son fabricados y utilizados por las tribus aborígenes de Talamanca. Los Bribrí y Cabecar ubicados en vertiente Caribe, al sur del país, los llaman "Sia". Son piedras sagradas y oraculares que solo pueden manejar los chamanes.
Según sus ancestrales tradiciones, Sibö (Dios creador y héroe cultural) nace de una de estas piedras esféricas. Las "Sia" se dividen en dos grupos: las macho de forma esférica y las hembra de forma lenticular. Su dueño puede elegir heredarlas o se enterrado con ellas.

Personalmente creo que en los pequeños esferolitos del Caribe, podemos encontrar la génesis de las monumentales esferas de piedra de Costa Rica.

Esferas de piedra en Onoto (Venezuela)

En el mes de mayo 2008 recibí un asombroso correo procedente de la República de Venezuela, firmado por el señor José Hurtado Moy, quien radica en el Estado de Anzoátegui, poblado de Onoto, Municipio Cagigal, tierra ancestral de los aborígenes “Cumanagotos” donde fueron desenterradas decenas de… ¡Inmensas esferas de piedra similares a las de Costa Rica!

Mi sorpresa fue mayúscula al contemplar las fotografías adjuntas en el mensaje, donde se observan bolas de casi 2 metros de diámetro.
El señor Hurtado me comenta que las primeras esferas fueron descubiertas hace años, cuando iniciaron las excavaciones para la construcción de una represa en la Cuenca del río Unare. Pero el hallazgo no fue reportado a los arqueólogos del país.
Algunas esferas líticas fueron removidas de la zona de inundación y puestas en el poblado de Onoto, donde hoy decoran parques, frontones y avenidas, sin embargo una gran cantidad quedaron sepultadas bajo las aguas del Unare. Otras más continúan apareciendo cerca de los márgenes del actual embalse.
Impaciente por conocer más de estas esferas, me contacté con la red de investigadores sudamericanos quienes comparten sus estudios e investigaciones en el portal Rupestreweb, pero ellos quedaron tan sorprendidos como yo. Nadie allí estaba enterado de su existencia. Inmediatamente se empezó a organizar el primer ante-proyecto multidisciplinario para la investigación del caso de las esferas líticas de Onoto, encabezado por el señor Domingo Sánchez, director de la Fundación de Estudios Indígenas (FUNDESIN) con sede en Puerto Ordaz, Venezuela y presidente de la Sociedad de Estudios de las Manifestaciones Rupestres en Venezuela (SEMARVE)

Geólogos, arqueólogos, antropólogos y demás profesionales, inician los primeros sondeos en el mes de agosto 2008. Escribo estas líneas en julio 2008 por tanto no se han elaborado los primeros informes, mismos que espero con gran ansiedad.
Si las esferas líticas de Onoto no son formaciones naturales, estaríamos hablando por primera vez de otra cultura amerindia hacedora de inmensos monumentos esféricos. Imagínense el impacto que esto tendría en la arqueología mundial.


Esferas de piedra en Piauí (Brasil)

La arqueología brasileña no tiene registros oficiales de esferas de piedra en sus territorios. Por eso llamó mi atención que se les mencionara en un libro del siglo pasado, editado en español, por la editorial Losada (Buenos Aires Argentina) en 1944, con el título: Enigma de la Atlántida. En la página 200 de dicha edición se lee:
“En la desembocadura del río Paranahyba en el estado de Piauhy, se han encontrado curiosos vestigios que evocan la presencia fenicia. Son grandes bolas de piedra, colocadas sobre inmensas rocas a lo largo de la costa. Es probable que estas bolas fuesen señales destinadas a guiar navegantes…”
Pese a que la mención es muy escueta y no acostumbro a recurrir a este tipo de bibliografías, el párrafo citado es muy interesante por varias razones: El libro "Shadow of Atlantis" del coronel ruso Alexander Pavlovich Braghine, se publicó en inglés en 1940, en español en 1944, pero según mis pesquisas la primera edición se hizo en portugués, más o menos en 1938, con el titulo: "Enigma da Atlántida"
Braghine nació en Moscú en 1878, fue jefe del servicio de contraespionaje del zar durante la Primera Guerra Mundial, y había combatido contra el ejército rojo. Tras la revolución rusa se exilio en Inglaterra y luego en Brasil, donde cambió su nacionalidad. Hasta su fallecimiento, ocurrido en Río de Janeiro en 1942. Fue un investigador serio, un explorador incansable y conoció bien las riveras amazónicas.

Recordemos que en esa época los arqueólogos no se interesaban en estudiar la llamada "Zona Intermedia, de ella afirmaron categóricamente: “allí no se ha desarrollado jamás civilización alguna…” Sus picos, palas y brochas se encontraban muy atareados con los hallazgos mesoamericanos y la región andina.

Cuando Braghine escribe, no se sabia nada de las esferas de Costa Rica, el primer informe preliminar lo hizo la arqueóloga Doris Stone en1943 (A Preliminary Investigation of the Flood Plain of the Río Grande de Térraba, Costa Rica. American Antiquity 9(1):74-88.)
Esto me lleva a deducir que si Braghine menciona las grandes bolas de piedra en Piauhy, es porque las vio, o confiaba en sus informantes. En el contexto de su libro no veo razón para inventarlas.
La imaginación y especulaciones de este voraz buscador de la Atlántida, se hubiesen ampliado hasta desbordarse, de haber tenido noticia de las esferas gigantes del Delta del Diquís.

Por otro lado, en los tiempos de Braghine se conocían muy bien las esferas de piedra encontradas en Cartago, mismas que fueron atribuidas a los fenicios.

Es lógico pensar, que al ver o ser informado de la existencia de grandes bolas de piedra, cerca de la desembocadura del río Paranaíba, Braghine las asocie con: "...vestigios de la presencia de los fenicios"
No se si a estas alturas del siglo XXI las bolas mencionadas, permanezcan en sus sitios, cosa difícil pero no imposible, recordemos que las esferas de Onoto en Venezuela estuvieron expuestas por casi 20 años sin ser reportadas.

A lo mejor en los próximos años tengamos noticias de los investigadores en Brasil acerca de las esferas de piedra en Piauí. O quizá, para nuestra decepción, todo este asunto se trate de un elaborado producto, nacido en la fecunda imaginación de un escritor.

dijo:


Ahora te dejo una investigación completa en 6 vídeos por si no tenes tiempo para estar leyendo y queres ver algo interesante de reojo mientras laburas como hago yo siempre...que lo disfrutes, o no, ja, ja...





































http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2010/04/100403_2353_galeria_piedras_gm.shtml

13. Las esferas de nadie. La sierra de Ameca (México), nos ofrece, a vista de pájaro una espectacular imagen. Casi un millar de esferas de piedra, de hasta 20 toneladas, ocupan las laderas de sus cerros. Durante años, de su existencia sólo sabían los nativos de la zona. A mediados de los sesenta, un norteamericano las descubrió. Desde entonces, las esferas han captado la atención de geólogos y vulcanólogos, que siguen sin ponerse de acuerdo sobre su misterioso origen.

Autor: J.J. Benítez.
WEB: http://www.planetabenitez.com/

Lista YOUTUBE Sociedad Atea de estas 6 partes:
http://es.youtube.com/view_play_list?p=09CB32BEFFF9EA05

video descargado de:
http://www.planetabenitez.com/n-multimedia.htm#videos
Vídeos autorizados por J.J. Benítez.

SA:
cada quien saque sus conclusiones.
SALUDOS
 
bienvenido a la existencia, quizás la redención aun tiene algo que contar 

 




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia