...
...

¿Ave mas grande del planeta [Argentina} extinta?


profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Tema presentación de los post / INVIERNO 2011 "NEW" 




Autores: Estoymuyaltomix, Mirelle, Jorg, Isaac y LHM. 
Direccion: Jairo Cadima 


Este post es algo así como una segunda parte de el post que te dejo a continuación, hablaremos de la posibilidad de que haya habido aun algunos gigantes volando los cielos hace no muchas décadas atras antes de extinguirse por completo, bue, al menos muchas leyendas indígenas argentinas lo reflejan y hoy la paleontologia lo confirma, pero eso lo veremos todo dentro de este post, los dejo, buena lectura...


¿Me encontré un dinosaurio y lo crié? prehistoria cercana 1°

 

http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/10457407/_Me-encontre-un-dinosaurio-y-lo-crie_-prehistoria-cercana.html


 dijo:


Ahora si te dejo con...


¿Ave mas grande del planeta [Argentina} extinta? 
Argentavis magnificens (literalmente "pájaro argentino magnífico" es la mayor ave voladora jamás descubierta. Esta ave, tambien llamada el Gigante Teratorn , es un extinta especie conocida (en 2009) de finales Mioceno (6 millones años antes ) de central y noroccidental Argentina , donde una buena muestra de fósiles se ha obtenido. 



Argentavis magnificens 
 dijo:

A continuación una historia curiosa que habla de la posibilidad de el contacto humano con este animalito hace no tantos años, quedaban algunos hace unas décadas, por lo menos una pareja...esto se refleja en mucha mitología y leyendas indígenas de la zona, no era todo fabula mis estimados...

EL NIÑO Y LA PLUMA GIGANTE


Un día, cuando tenía alrededor de diez años mas o menos, me fui para una caminata de profundidad en el desierto sin escolta. Cuando mi tío descubrió que me había ido fue a buscarme. Durante mi paseo me sucedió que pase entre restos de un conejo muerto y por alguna razón me fascinaba ver eso, cuando mi tío me encontró se agacho a ver el cadáver y me dijo que habían sido 3 los autores del hecho, 3 buitres, desde ahi me fascinaron los buitres.
Durante esos años mi tío pasó mucho tiempo viajando y de algunos sectores muy aislados del desierto y interactuando con poblaciones indígenas. 



En muchos de esos viajes lo acompañe. Fue en uno de esos viajes, tras el incidente de los buitres y por sugerencia de su esposa.


Estábamos en una de nuestras excursiones de profundidad en una zona remota del sur de Nuevo México del desierto para visitar a un hombre muy extraño que estaba asociada de alguna manera con mi tío. Después de la llegada de los dos se sentaron juntos a la sombra fuera de la choza del hombre y hablamos de una buena parte del día mientras yo la pasaba jugando con los perros o sentado en la cabina del camión tocando el violín junto con la radio.
Justo cuando nos íbamos el hombre se me acercó y me dio una larga pluma blanca y negra, la más grande, más largo de la pluma que jamás había visto.



Era casi tan ancha como el lapso de mi mano y su longitud era tan larga como yo, un niño de diez años de edad, era alto. Ligadas las plumas a un eje, que era mucho, mucho más grande que cualquier pedazo de tiza de aula.


Me dijo que la pluma de una vez perteneció a un pájaro muy magnífico que era muy importante para su cultura y el desierto se está bien, pero ahora me pertenecía.

Pronto mi tío y yo estábamos en el camino de vuelta largo y polvoriento, y, como los niños suelen hacer de vez en cuando, yo estaba asomado a la ventana haciendo que la pluma ondee en el viento. De repente, la pluma se escapo de la mano y voló alto en el cielo, atrapada en la turbulencia de la camioneta, luego por el desierto en su brisa, sólo para desaparecer de la vista por completo. Es cierto que era sólo una pluma, pero por alguna razón es la pérdida que mas me ha afectado en una especie de profundidad, de manera triste.

 dijo:
Un par de comentarios rápidos en relación con la pluma gigante, que se estima han sido casi tan grande como una pluma del ala de la envergadura de veinticinco pies.

Teratorn , Argentavis magnificens , con una medida de la pluma de 1,5 metros de largo (60 pulgadas ... que es , cinco pies) de ancho 20 centímetros (8 pulgadas).


 dijo:
Sigamos... 

Cuando la pluma se me dio primero a mí, a pesar de que era de un tamaño enorme, yo, no tome consciencia de la importancia que esto tenia. Para mí en ese momento, no parece imposible, no sabia que un pájaro no podía ser de cualquier tamaño, por lo que una pluma gigante no parecía ser improbable, ademas yo era alto.
Fue sólo en la escuela secundaria y tiempo después que se me ocurrió que yo había estado en presencia de algo verdaderamente notable. Nunca mas vi una pluma así y no tomaba consciencia que para tener una pluma así el ave debería ser una criatura realmente grande.



Para aquellos que cuestionan la validez de la existencia de una pluma de tal tamaño en el primer lugar, como se indica en la última frase de la leyenda del Pájaro Gigante :
"La pérdida de los Buffalos tendrían un efecto devastador sobre los hábitos migratorios de las aves de ese tamaño. No todo el mundo hace la conexión, pero es una cosa bastante simple, sin los rebaños, la migración se hizo muy difícil y muchas de las aves jóvenes, así como algunos de los adultos murieron en su camino hacia el sur. Estamos hablando de veinticinco metros de envergadura tipo Teratorn aves, animales tan grandes que no podía cazar en los bosques o follaje pesado. Necesitaban grandes áreas abiertas, como las Grandes Planicies y las Pampas argentinas para orientarse y cazar. "


"La pérdida de los Buffalos tendría un efecto devastador sobre los hábitos migratorios de un ave de ese tamaño". En confirmación de tan sólo un evento, el Dr. Richard Laub del Museo de la Ciencia de Buffalo, halló pruebas en el sitio Hiscock en Nueva York del Cóndor de California que fueron hasta Nueva York antes de la desaparición de animales grandes que proporcionaban los alimentos y suministros para ellos:


"En 1984, mientras que la recuperación de los huesos de un antiguo manantial en el lugar de Hiscock, Laub primer pensamiento fue una de un cérvido (ciervo-like) de los animales debido a su tamaño. El examen de su estructura en el laboratorio revelaron que era de un pájaro, tal vez un buitre de gran tamaño.


Lo envió a David Steadman, a continuación, con el New York Museo del Estado, quien lo identificó como el húmero de un cóndor de California. Los dos hombres estaban entusiasmados por el descubrimiento, ya que los restos fósiles cóndor había sido anteriormente sólo se encontraban a lo largo del Golfo costa y a lo largo de la costa del Pacífico en el norte de California. Dos huesos adicionales en los próximos dos años confirmaron la presencia del cóndor en la Edad de Hielo en Nueva York.
El cóndor, que ahora sabemos, era un ave muy resistente que se adapta a una gama más amplia de climas de lo que se pensaba. El artículo sobre la presencia del cóndor en el lugar por el doctor Steadman Hiscock y co-autor Dr. Norton Miller que apareció en Investigación del Cuaternario (vol. 28, 1987) afirma que la reducción de la amplitud (hoy sólo se encuentra en la Sierra Nevada de California), en lugar de ser el resultado del cambio climático, puede deberse más bien a la disminución de la oferta de canales grandes al final de la Edad de Hielo. " (fuente)


El doctor Steadman y co-autor Dr. Norton Miller estado en Investigación del Cuaternario (vol. 28, 1987) que los cóndores reducción de la amplitud, en lugar de ser el resultado del cambio climático, puede deberse más bien a la disminución de la oferta de canales grandes en el final de la Edad de Hielo.




Figura 2. Argentavis magnificens a escala (centro), acompañada de un Águila calva (Haliaetus leucocephalus) (arriba) y un Homo sapiens (imagen lateral derecha). Se muestran parámetros como envergadura, masa y superficie alar (Modificado de Chatterjee, et al., 2007). 

Figura 4. Esquema de la estrategia de vuelo de un ave que planea aprovechando termales. La línea y flechas negras simbolizan el desplazamiento del ave, las flechas grises señalan la posición de las termales ascendentes delatadas por la presencia en lo alto de cúmulos, la flecha blanca señala la dirección del viento (Modificado de Vizcaíno et Fariña, 1999 y Chatterjee, et al., 2007)




Hipótesis alternas. A. Esqueleto montado de Teratornis merriami de Rancho La Brea, California, EUA, mostrando las largas patas traseras en posición recta, supuestamente adaptadas para caminar. B. Reconstrucción de Argentavis magnificens practicando cleptoparasitismo sobre una carcasa de meridiungulado abatido por un par de “tigres dientes de sable” marsupiales tilacosmílidos (Achlysictis sp.). C. Reconstrucción de la cabeza de Teratornis merriami, nótese el pico extremadamente fuerte y su escasa similitud con el de los catártidos. (Imagenes tomadas de A. Vickers, et al., 1996, fotografía cortesia de Los Angeles County Museum of Natural History; B. Palmqvist et Vizcaíno, 2003, ilustración de Néstor Toledo y C. Autor desconocido).
 

Figura 3. Morfometría general de Argentavis magnificens, imagen a escala exepto por el húmero y su sección transversal que se muestran en su propia escala (Modificado de Campbell, Jr. et al., 1999, Campbell, Jr. et Tonni, 1983 y Chatterjee, et al., 2007).



Figura 1. Mapa de Argentina incluyendo las localidades donde se ha registrado Argentavis magnificens (*1, Salinas Grandes de Hidalgo; Formaciones *2 Carhué y *3 Andalhualá, Valle de Santa María) y las principales unidades morfoestructurales: I Puna, II Cordillera oriental, III Sierras subandinas, IV Cordillera, V Precordillera, VI Sierras Traspmpeanas, VII Sierras Pampenas, VIII Sierras Bonaerenses, IX Norpatagonia “Massif” y X Deseado “Massif” (Tomado de Vizcaíno et Fariña, 1999). 
 

LITERATURA CONSULTADA


Amadon, D. (1977). Notes on the Taxonomy of Vultures. The Condor, 79:413-416 pp.
Campbell, Jr., K. E. (1995). Additional specimens of the Giant Teratorn, Argentavis magnificens, from Argentina (Aves: Teratornithidae). Courier Forschunginstitut Senckenberg, 181:199-201 pp.
Campbell, Jr., K. E., et Tonni, E. P. (1980). A new genus of teratorn from the Huayquerian of Argentina (Aves: Teratornithidae). Contributions in Science, Natural History Museum of Los Angeles County, 330: 59-68 pp.
Campbell, Jr., K. E., et Tonni, E. P. (1983). Size and Locomotion in Teratorns (Aves: Teratornithidae). The Auk, 100:390-403 pp.
Campbell, Jr., K. E., Scott, E., et Springer, K. B. (1999). A New Genus for the Incredible Teratorn (Aves: Teratornithidae).Smithsonian Contributiosn to Paleobiology. In: Avian Paleontology at the Close of the 20th Century: Proceedings of the 4th International Meeting of the Society of Avian Paleontology and Evolution, Washington, D.C., 4-7 June 1996., 89:169-175 pp.
Chatterjee, S., Templin, R. J., et Campbell, Jr. , K. E. (2007). The aerodynamics of Argentavis, the world’s largest flying bird from the Miocene of Argentina. Proceedings of the National Academy of Sciences, 104(30):12398-12403 pp.
Palmqvist, P., et Vizcaíno, S. F. (2003). Ecological and reproductive constrints of body size in the gigantic Argentavis magnificens (Aves, Theratornithidae) from the Miocene of Argentina. Ameghiniana (Rev. Asoc. Paleontol. Argent.), 40(3)379-385 pp.
Vickers, P., Adams, M., Lane, C., et Hewitt, T. (1996). The fossil book: a record od prehistoric life. Courier Dover Publications. 740 pp.
Vizcaíno, S. F., et Fariña, R. A. (1999). On the flight capabilities and distribution of the giant Miocene bird Argentavis rnugnificens (Teratornithidae). Lethaia, 32:271-278 pp. 
Familia Cathartidae (Lafresnaye, 1839)
Subfamilia Cathartinae (Amadon, 1977)
Subfamilia Teratornithinae (Miller, 1909)
Género Aiolornis (Campbell et al., 1999)
Aiolornis incredibilis (Howard, 1952)
Género Argentavis (Campbell et Tonni, 1980)
Argentavis magnificens (Campbell et Tonni, 1980) [Tipo]
Género Cathartornis (Miller, 1910)
Cathartornis gracilis (Miller, 1910)
Género Taubatornis (Olson et Alvarenga, 2002)
Taubatornis campbelli (Olson et Alvarenga, 2002) [Tipo]
Género Teratornis (Miller, 1909)
Teratornis merriami (Miller, 1909) 
[size=10]http://palaeos.blogia.com/2010/070801-argentavis-magnificens-el-titan-de-los-cielos....php[/size] 
 
bienvenido a la existencia, quizás la redención aun tiene algo que contar 

 




 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia