...
...

Explicando el misterio de Prototaxites

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta


Explicando el misterio de Prototaxites

Área: Paleontología — Lunes, 15 de Febrero de 2010
Dan con una teoría que parece explicar el origen y la naturaleza de los fósiles de Prototaxites.
Foto
Tapetes de hepáticas formando Prototaxitesbajo el efecto de la gravedad. Fuente: Kandis Elliot.
En abril de 2007 NeoFronteras cubrió una noticia interesante que en aquel momento tuvo cierto éxito (en aquella época no había explotado esto de la web 2.0). La noticia trataba sobre una nueva explicación para los fósiles dePrototaxites. Según esa teoría, estos fósiles se corresponderían a setas gigantes de varios metros de altura, que se elevaban sobre las primeras plantas en los paisajes silúricos de hace 400 millones de años.
Pues bien, ahora proponen una nueva teoría que negaría la naturaleza fúngica de estos fósiles y que los relacionaría con las hepáticas. 
Los fósiles de Prototaxites siempre han sido controvertidos desde que fueron descritos por primera vez en 1859. Se asemejan a troncos de árboles, pero son de una época anterior a la existencia de cualquier tipo de árbol. El análisis isotópico sugiere que se trata de hongos, pero la estructura de tejidos que muestran no se parece a la de los hongos. Algunos análisis bioquímicos indican que se asemejarían a las plantas, pero hay pruebas de que eran heterótrofos, algo poco común en plantas. Todas estas contracciones hacen que sea muy difícil identificar la naturaleza de los seres que produjeron estos fósiles. Se ha propuesto que eran algas gigantes, hongos o líquenes.
Ahora Linda Graham y sus colaboradores creen haber resulto el misterio, y muestran sus pruebas en un artículo en American Journal of Botany. Según ellos se trataría de mantos de hepáticas enrollados sobre sí mismos por efecto de la gravedad.
Los Prototaxites se dieron durante el Silúrico y Devónico hace entre 420 y 370 millones de años. Tienen una anatomía tubular sin ramas. Un corte transversal revela una estructura de anillos similar a la que se puede encontrar en los troncos de árboles actuales. Su tamaño varía, pero pueden llegar a tener una longitud de 8,8 metros y un diámetro de 1,37 m. Este tamaño haría de Prototaxites el organismo más grande de los periodos Silúrico y Devónico.
Foto
Microfotografías en las que se comparan estructuras anatómicas encontradas en M. polymorpha y en fósiles de Prototaxites. Fuente: Linda E. Graham y colaboradores.
Graham y sus colaboradores hipotetizan que estos fósiles estarían compuestos de mantos o tapetes enrollados por la acción del viento, del agua o de la gravedad y formados por restos parcialmente degradados de diversos organismos, principalmente hepáticas, pero también cianobacterias y hongos. Como esto recuerda vagamente a los tapetes o mantos producidos por las modernas hepáticas del género Marchantia, los autores del trabajo estudiaron esta hepática bajo la perspectiva del ambiente volcánico y cálido del Devónico y compararon los resultados con fósiles dePrototaxites, en especial un corte laminar realizado en 1954 por Chester A. Arnold.
El estudio estructural comparativo (merece la pena echar un vistazo a las fotos del artículo original que temporalmente permanecerá en abierto) muestra quePrototaxites y la hepática moderna Marchantia polymorpha tiene una estructura externa, una anatomía interna y un sistema nutricional similares.
A pesar de que las condiciones bajo las que se encuentran los seres en esas condiciones de descomposición y desecación, algunos tejidos de M. polymorphasobreviven a la degradación y cuando uno de estos tapetes se enrolla forma estructuras con la apariencia de círculos concéntricos. Las hifas de hongo asociadas a las hepáticas sobreviven a este proceso, lo que sugiere que los tubos ramificados encontrados en los fósiles serían hifas de hongo. Mientras que los tubos finos de los fósiles se corresponderían a filamentos de cianobacterias que los investigadores han encontrado también en las estructuras formadas por M. polymorpha.
Graham y sus colaboradores han encontrado que el crecimiento de M. polymorpha era 13 veces superior en un medio rico en glucosa que sin ella. Los análisis isotópicos indican que menos del 20% del carbono de las hepáticas crecidas en glucosa viene de la atmósfera. La cantidad de isótopos estables de carbono en M. polymorpha crecida con distintas cantidades de cianobacterias reproduce la gama medida en los fósiles dePrototaxites. Por tanto, la presencia de glucosa y de cianobacterias en mayor o menor medida explicaría la relación isotópica de carbono encontrada en los fósiles de Prototaxites.
En resumidas cuentas, el estudio explicaría tanto la estructura anatómica dePrototaxites como su relación isotópica, resolviendo un misterio ya antiguo. Quizás un tapete enrollado de hepáticas sea menos espectacular que una seta de 8 metros de altura, pero nos habla mejor de cómo era el mundo en esa época. Según este resultado las hepáticas serían un componente muy importante en los ecosistemas del Devónico. Es increíble que todavía estas plantas estén entre nosotros.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3010

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia