...
...

Sobre el origen del esperma

Sobre el origen del esperma


Un estudio sitúa el origen del esperma hace 600 millones de años. La producción de esperma compartiría, por tanto, un origen común en todas las especies animales.
Foto
Se cree que los genes ligados al sexo cambian rápidamente, pero hay un gen de ese grupo tan vital que ha permanecido inalterado a lo largo de casi toda la evolución animal. Aparece en casi todos los animales actuales. A ese gen se le denomina Boule y es el responsable de la producción de esperma. Científicos de Northwestern University han descubierto además que Boule es, aparentemente, el único gen conocido que exclusivamente se necesita para la producción de esperma de insectos a mamíferos, humanos incluidos.
Según Eugene Xu, este resultado es la prueba más clara de que nuestra habilidad de producir esperma es muy antigua y que probablemente se originó hace 600 millones de años. El resultado sugiere que toda la producción de esperma probablemente procede de un prototipo común. 
Además, el descubrimiento del papel principal del gen Boule en la perpetuación de las especies animales ofrece una mejor comprensión de la infertilidad masculina, y proporciona blancos potenciales para fármacos anticonceptivos, así como nuevas ideas para el diseño de pesticidas, control de parásitos infecciosos y vectores de microorganismos que provocan enfermedades.
Según Xu el hallazgo muestra que los humanos, a pesar de nuestra complejidad, todavía compartimos con las moscas elementos fundamentales, pese a las largas líneas evolutivas que nos separan.
Según este investigador, todo esto es muy sorprendente porque la producción de esperma está sometida a una fuerte selección natural. Tiende a cambiar debido a la fuerte presión de selección sobre los genes específicos del esperma. Hay una presión extra para ser un super macho que tenga éxito reproductor. Este elemento específico no ha cambiado entre las distintas especies a lo largo de 600 millones de años, por lo que debe ser muy importante que no cambie.
Boule dice que es probablemente el gen más antiguo nunca descubierto relacionado con la producción de esperma. Fue encontrado por primera vez en 2001 durante la secuenciación del genoma humano por este investigador.
Antes de este nuevo hallazgo no se sabía si la producción de esperma en las diferentes especies animales provenía de un prototipo ancestral. Aunque, por ejemplo, las moscas y los pájaros vuelan, la capacidad para el vuelo de ambos grupos de especies evolucionó por separado en diferentes épocas de la historia de la evolución biológica.
En este estudio Xu buscó y encontró la presencia de Boule en diferentes linajes de animales: mamíferos, insectos, peces, gusanos e invertebrados marinos. Dentro de cada linaje analizó diversas especies que iban de la mosca al erizo marino pasando por los humanos.
El análisis de los peces resultó el más difícil. Solicitó una trucha arco iris en el mercado de pescado de Chicago y resultó que no tenía testículos. Como esta parte de la anatomía era importante (para posible sorpresa del pescadero) en la investigación, Xu decidió pescar sus propias truchas.
El descubrimiento de que este gen común puede tener usos prácticos sobre la salud humana, incluyendo la anticoncepción masculina. Cuando el grupo de Xu bloqueó el gen Boule en ratones éstos no produjeron esperma, pero aparentemente no presentaban otros problemas de salud. Boule podría ser un blanco ideal para un fármaco anticonceptivo, según Xu.
Además podría ser utilizado para reducir enfermedades causadas por mosquitos y parásitos del estilo de los gusanos. El bloqueo de Boule en animales interrumpe su reproducción y así se podrían controlar a los parásitos o a los gérmenes productores de enfermedades a través del control de sus vectores (como los mosquitos).
Xu sugiere que también se podría utilizar Boule como blanco a la hora de diseñar nuevos pesticidas, aunque no dice nada sobre las posibles consecuencias medioambientales de esta idea.
Para dar más peso a sus resultados Xu examinó a la anémona marina, encontrado también en ella el gen Boule, confirmándose así la antigüedad de este gen.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3206
Fuentes y referencias:
Nota de prensa.
Artículo original.
Foto: anémona púrpura, UCDavis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia