...
...

El chupete ¿ayuda a terminar de madurar?

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta
El chupete ¿ayuda a terminar de madurar?
Algunos bebés recién nacidos necesitan de la práctica de la succión no nutritiva (diferente a la que realizan cuando toman leche de su madre) para que su cerebro finalice su organización neurológica.
Algunos bebés recién nacidos necesitan de la práctica de la succión no nutritiva (diferente a la que realizan cuando toman leche de su madre) para que su cerebro finalice su organización neurológica.

"Puede pasar sobre todo en los prematuros, que por inmadurez cerebral no tienen una buena organización a nivel de corteza cerebral; estos niños suelen ser muy inquietos, irritables y no pueden dormir", explicó Alicia Elizabeth Robledo Galván, jefe de Cuidados Intensivos Neonatales del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre.

Los pequeños que requieren este apoyo, lo buscan de manera natural succionando uno de sus dedos, generalmente el pulgar, y no requieren de ningún otro apoyo médico para que la maduración cerebral termine, situación que se alcanza alrededor del año de edad.

El uso del chupón puede satisfacer esa necesidad del bebé y, a largo plazo, es mejor recurrir a éste que permitir que se chupe el dedo.
¿A QUE EDAD RETIRARLO?
"En los niños que lo necesitan, la edad ideal para retirar el chupón es el año de edad; los demás, lo dejan solitos, en cuanto ya se sienten que han ido madurando, porque ningún niño madura igual a otro, cada quien tiene su propio patrón de maduración; y con mayor razón si fueron prematuros", aseguró.

Una forma que funciona para retirarle el chupón es que el día que cumplen el año de edad, se haga una pequeña "ceremonia" para tirar el chupón porque a partir de ese día el bebé "ya es grande".
Si el bebé se hizo aficionado a su dedo, es muy probable que sea más difícil quitarle el hábito de succión.

El chupón se debe prescribir a bebés muy irritables y que lloran con frecuencia, en los que se duermen bien después de comer y tranquilamente y cumplen sus horas de sueño según la edad, no hay que dárselos.

Los “chupones ortodóticos”, que imitan la forma del pezón materno durante la lactancia, y que activan el proceso de succión-deglutinación  que ayuda en el ejercicio de los maxilares, lengua y músculos faciales, contribuyendo para el desarrollo saludable de los dientes y de la mandíbula, son los ideales para los bebés, ya que se adaptan fácilmente a ellos, aseguró la Odontopediatra Claudia Hernández Porras. 

De acuerdo a la especialista, dichos chupones poseen un sistema especial, ya que ayudan  al perfecto desarrollo y configuración del paladar, así como al fortalecimiento de la lengua, el ensanchamiento de los maxilares y la creación del espacio suficiente para tener dientes sanos.  (Fuente: www.nuk.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia