...
...
profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

San Francisco prohibe juguetes en comidas rápidas para niños


Henry Tonts, de 3 años, come las papas fritas de su 'Cajita Feliz' en un restaurante McDonald's en San Francisco, el lunes 8 de noviembre del 2010. San Francisco se convirtió el martes en la primera gran ciudad estadounidense que prohibe que los restaurantes de comida rápida incluyan juguetes en los paquetes para niños que no cumplen con sus normas nuticionales. (Foto AP/Eric Risberg)Height (pixels): 357Width (pixels): 512Series ID: a624f95d-d879-485d-9eb5-5cea2d0fe1a1Photo ID: e4f8d39c-6097-49a6-ab50-6ba8ddc70282Asset Type: PHOTOPrevious Photo ID: a624f95d-d879-485d-9eb5-5cea2d0fe1a1Henry Tonts, de 3 años, come las papas fritas de su 'Cajita Feliz' en un restaurante McDonald's en San Francisco, el lunes 8 de noviembre del 2010. San Francisco se convirtió el martes en la primera gran ciudad estadounidense que prohibe que los restaurantes de comida rápida incluyan juguetes en los paquetes para niños que no cumplen con sus normas nuticionales. (Foto AP/Eric Risberg)Height (pixels): 357Width (pixels): 512Series ID: a624f95d-d879-485d-9eb5-5cea2d0fe1a1Photo ID: e4f8d39c-6097-49a6-ab50-6ba8ddc70282Asset Type: PHOTOPrevious Photo ID: a624f95d-d879-485d-9eb5-5cea2d0fe1a1
miércoles 10 de noviembre, 1:43 AM
SAN FRANCISCO (AP) - San Francisco se convirtió el martes en la primera gran ciudad estadounidense que prohibe que los restaurantes de comida rápida incluyan juguetes en los paquetes para niños que no cumplan con ciertas normas nuticionales.Prohibirán juguetes en las cadenas de comidas rápidas/ AP

Prohíben juguetes en comida rápida

La medida fue tomada en San Francisco, donde también obligarán a incluir frutas en los menúes. Detalles
PUBLICIDAD
La Junta de Supervisores municipal dio su aprobación final a la medida con ocho votos a favor y tres en contra. El resultado implica que ésta sobrevivirá a un veto que tenía planeado el alcalde Gavin Newsom.
La orden, que entrará en efecto en diciembre del próximo año, prohibe regalar juguetes en las comidas rápidas para niños que tengan más de 640 miligramos de sodio, 600 calorías, o que 35% de sus calorías provengan de grasas. También limitará las grasas saturadas y las grasas trans, además de que exigirá que se incluyan frutas y verduras con cada comida en la que se regalen juguetes.
"Nuestra intención es trabajar con los restaurantes y el sector de la comida rápida para crear elecciones más saludables", dijo el supervisor Eric Mar, el principal promotor de la medida. "Lo que comen nuestros niños es lo que los enferma y gran parte de eso es comida rápida".
La legislación es una gran victoria para los activistas y los defensores de la salud pública, los cuales han acusado a los fabricantes de alimentos de ser cómplices de las tasas cada vez más altas de obesidad infantil. Esperan que otras ciudades y condados sigan su ejemplo.
"Esto será una señal para el sector de la comida rápida de que es tiempo de abandonar su mercadotecnia depredadora para los niños", dijo Deborah Lapidus, una importante organizadora del grupo de observación a las empresas Corporate Accountability International, con sede en Boston, que apoyó la medida.
Newsom calificó a la medida como "una intrusión gubernamental errada y sin precedentes a las responsabilidades de los padres y las elecciones privadas".
El alcalde emitió un comunicado tras la votación del martes diciendo que la ciudad debe continuar combatiendo la obesidad infantil, pero que la norma tiene un enfoque equivocado.
"Los padres, no los políticos, deben decidir qué comen sus hijos, especialmente cuando se trata de gastar su propio dinero", dijo Newsom.
El sector de restaurantes de comidas rápidas ha dicho que no existe evidencia de que la ley de San Francisco detenga el aumento de peso en los niños y las enfermedades asociadas con la obesidad, como la hipertensión, la diabetes y los males cardiacos.
McDonald's envió a varios ejecutivos importantes y otros representantes a San Francisco para expresar su oposición a la medida.
Tan sólo en el 2006 los restaurantes de comida rápida, como McDonald's y Burger King, gastaron 161 millones de dólares en anuncios publicitarios para niños menores de 12 años y aproximadamente 360 millones de dólares en los juguetes que se distribuyeron con sus comidas, según un reporte de la Comisión Federal de Comercio del 2008.
___
El periodista de The Associated Press Terry Chea contribuyó con este despacho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia