...
...

América Latina se tranquiliza ante olas menores y levanta alerta de tsunami

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

América Latina se tranquiliza ante olas menores y levanta alerta de tsunami

Habitantes de la localidad de Dichato, a unos 400 km al sur de Santiago, revisan los daños causados por la llegada de las olas del tsunami provocado por un terremoto de 8,9 grados en Japón. Los países de América Latina con salida al Pacífico respiraban tranquilos el 12 de marzo de 2011 después de que el tsunami llegara a sus costas con olas menores y sin causar grandes daños.  Foto:francesco degasperi/AFPHabitantes de la localidad de Dichato, a unos 400 km al sur de Santiago, revisan los daños causados por la llegada de las olas del tsunami provocado por un terremoto de 8,9 grados en Japón. Los países de América Latina con salida al Pacífico respiraban tranquilos el 12 de marzo de 2011 después de que el tsunami llegara a sus costas con olas menores y sin causar grandes daños. Foto:francesco degasperi/AFP

51 minutos
SANTIAGO (AFP) - Los países de América Latina con salida al Pacífico respiraban tranquilos este sábado después de que el tsunami provocado por un sismo de 8,9 grados en Japón llegara a sus costas con olas menores y sin causar grandes daños, lo que permitió levantar la alerta regional.
(PUBLICIDAD)
La mayor parte de países costeros tomaron precauciones y decretaron la evacuación de sus poblaciones en riesgo, ejercicio que demostró la capacidad de la región de protegerse ante emergencias de este tipo y que evitó pérdidas mayores.
En Chile la situación fue retomando poco a poco la normalidad al levantar la alerta en la mayor parte del país, después de que el oleaje alcanzara las costas de Isla de Pascua, y de la región del norte sin producir daños, mientras que en el sur del país se registraron algunos incidentes, pero sin víctimas.
En la localidad de Dichato, a unos 400 km al sur de Santiago, el mar avanzó unos 100 metros, y en la isla de Chiloé se presentó una variación del mar de 8 metros, resultando 10 naves menores con daños y otras 20 quedaron a la deriva, según un informe de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI).
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, destacó que el país se encuentra mejor preparado para enfrentar una emergencia de este tipo después de que el año pasado un sismo y un posterior tsunami, que no fue advertido por los servicios de emergencia del Estado, provocara la muerte de más de 500 personas.
En Perú el fuerte oleaje que golpea el distrito costero de San Andrés, provincia de Pisco, región de Ica (sur), dejó al menos 200 damnificados y unas 300 viviendas afectadas, informaron autoridades locales.
El alcalde señaló que "se monitorea las zonas dañadas y la forma de ayuda a la población y un grupo de médicos está atendiendo a los niños, los más afectados".
Por su parte, la Dirección de Hidrografía de Perú levantó la alerta de tsunami en toda la costa peruana, aunque recuerda que en los próximos dos días puede registrarse un oleaje anómalo, según un comunicado.
En Ecuador, que durante el viernes ordenó evacuar a casi 243.000 personas de su litoral del Pacífico, el presidente Rafael Corre levantó el estado de excepción este sábado tras reportar "daños mínimos" en la provincia insular de Galápagos y en su zona costera.
Precisamente en Galápagos, a unos 1.000 km al oeste de la costa ecuatoriana, se registraron daños menores e inundaciones en zonas urbanas.
La estatal Petroecuador informó que este sábado reanudó sus exportaciones de crudo e importaciones de combustible, suspendidas preventivamente.
"Los momentos de mayor riesgo han pasado, los daños han sido mínimos y no hay desgracias personales que lamentar", dijo Correa.
En Colombia, la alerta de tsunami y la restricción a bañistas y la salida de buques pesqueros fue levantada hacia las 22H50 locales (03H50 GMT) debido a que las olas que llegaban a la costa no superaban los 50 cm de altura, según reportó la directora de Atención de Desastres del gobierno, Amanda Pulido.
Más al norte, México fue el primer país latinoamericano en recibir la marejada procedente de Japón, que generó un oleaje de entre 20 y 70 cm de altura sin causar daños materiales ni víctimas, de acuerdo con informes de la secretaría de Gobernación.
El gobierno mexicano levantó el alerta de tsunami declarada el viernes tras determinar que la elevación del mar provocó "algunas situaciones poco comunes, pero que no representaron ninguna amenaza para la población, sus bienes y la infraestructura".
Tampoco hubo episodios de significación en las costas de los países de Centroamérica, que levantaron el estado de alerta ante un eventual tsunami y retomaron la normalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia