...
...

Confirman vapor de agua en exoplaneta

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta


Confirman vapor de agua en exoplaneta

Área: Espacio — Viernes, 25 de Marzo de 2011
Miden la presencia de vapor de agua en el exoplaneta GJ 1214b, aunque las posibilidades de vida tal y como la conocemos son nulas.
Foto
Quizás, algún día, podamos mirar hacia atrás y ver los pasos que nos han llevado la detección de vida en algún remoto exoplaneta. A partir de entonces nuestras concepciones filosóficas y científicas sobre lo que es la vida cambiarán. Algunos de esos pasos han sido pequeños y dados uno tras otro, con el esfuerzo y tesón de unos científicos que poco a poco han ido conquistando su porción del océano de la ignorancia.
Se empezó detectando por Doppler planetas gigantes similares a Júpiter y luego se detectaron lo que se llamó supertierras. De ellos se llegó a conocer los parámetros orbitales de su órbita. El método de tránsito ha permitido detectar planetas más pequeños e incluso medir su diámetro. Recordemos que así como la técnica Doppler detecta prioritariamente los planetas más masivos, la técnica de tránsito lo hace con los más cercanos a la estrella. Así que las muestras estadística obtenidas en ambos casos no son representativas de la población real. 
Mientras se conseguía todo eso, los modelos planetarios de formación, de estructura planetaria y espectrométricos han proporcionando nuevos resultados. El resultado a día de hoy es que conocemos cientos de exoplanetas, algunos de ellos con unas características que nunca habíamos imaginado. Pero su composición es inferida la parte de las veces sólo a través de modelos, muy pocas veces es medida directamente (aunque siempre hay un modelo detrás de toda medida). De hecho sólo podremos llegar a saber la composición atmosférica de esos exoplanetas, a no ser claro que viajemos hasta allí. Pero la composición atmosférica nos puede decir mucho de las posibilidades de que haya condiciones para la vida en un planeta o incluso que confirme la existencia de ésta. Para saber la composición de una atmósfera planetaria nos podemos valer de la espectrometría. O bien por la luz que reflejan los gases de esa atmósfera o bien por la que absorben cuando se sitúan justo delante del disco de su estrella según nuestra perspectiva.
Hace un tiempo se consiguió medir la presencia de determinados gases en la atmósfera de un exoplaneta joviano. Ahora se ha conseguido tomar un espectro de un planeta tipo “supertierra” y se ha confirmado la presencia de vapor de agua en su atmósfera. Para las medidas se ha usado tanto el telescopio VLT, como el Spitzer como los minitelescopios del proyecto MEarth.
Se trata de GJ 1214b, exoplaneta descubierto en 2009 gracias a MEarth que orbita una estrella tipo M en la constelación de Ofiuco. Tiene un periodo de rotación muy corto, pues tarda sólo 1,6 días en completar una vuelta alrededor de su estrella. Pero esta cercanía a su estrella impide que la temperatura sea lo suficientemente baja como para que sea habitable. Su diámetro es 2,7 veces el terrestre y su masa 6,6 veces la de la Tierra.
Los resultados previos obtenidos con anterioridad, y no de muy buena calidad, podían encajarse en un modelo planetario en el cual el planeta tendría una atmósfera de hidrógeno y helio. Ahora han conseguido eliminar esa posibilidad con una confianza estadística del 99,99%. La segunda posibilidad era que el planeta contuviera una gran cantidad de elementos más pesados que el hidrógeno y el helio. Esta posibilidad se ha confirmado al comprobarse con un 99.97% de confianza (3 σ) que su atmósfera se compone de un 10% de vapor de agua. La temperatura, sin embargo, parece rondar los 280 grados centígrados según los cálculos.
Según los modelos de formación planetaria la atmósfera de este planeta podría formarse a partir en dos escenarios diferentes. En el primero la atmósfera es formada durante el proceso de agregación planetaria, esto produciría un enriquecimiento de gases ligeros como el hidrógeno y el helio. El segundo escenario situaría la formación de este cuerpo más allá de la línea de formación de hielo y luego se movería hacía una órbita más interior, creándose una atmósfera rica en elementos pesados al sublimarse el hielo. Este resultado confirmaría el segundo escenario.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3440

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia