...
...

Resultados sobre rejuvenecimiento

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Resultados sobre rejuvenecimiento

Área: Medicina — Viernes, 10 de Diciembre de 2010
Un par de resultados recientes nos hablan de los posibles mecanismos implicados en el envejecimiento y en cómo puede ser evitado.
Foto
Nematodo Caenorhabditis elegans. Foto: Amy Pasouinelli, NIH.
Según un estudio, el envejecimiento prematuro puede ser invertido mediante la reactivación de una enzima que protege los extremos de los cromosomas.
Unos investigadores del Dana-Farber Cancer Institute y del Harvard Medical School crearon ratones transgénicos a los que les faltaba la capacidad de producir telomerasa funcional. Esta enzima se encarga de regenerar los extremos de los cromosomas que, debido a la reproducción celular, se van desgastando, perdiéndose así la capacidad de reproducción celular finalmente. Estos ratones envejecían muy rápidamente, pero cuando se les activaba la enzima el proceso de envejecimiento se invertía. Este hallazgo podría ser la clave para el tratamiento de enfermedades asociadas con un envejecimiento prematuro. Según Ronald DePinho esto además sugiere que el envejecimiento humano normal se podría ralentizar mediante la reactivación de esta enzima cuando deja de funcionar. 
Cada vez que la célula se divide los extremos de los cromosomas, o telómeros, se acortan hasta que finalmente la célula no puede dividirse más y muere. La pérdida de los telómeros lleva consigo una cascada de señales que evitan la división celular y dan lugar a la autodestrucción de la célula.
La telomerasa repara estos extremos y evita el deterioro. Pero por alguna razón deja de funcionar en la mayoría de células. En células en donde sigue trabajando, como la células madre, la telomerasa evita el declive de las mismas alargando los telómeros. También en las células cancerosas se mantienen los telómeros por lo que éstas se tornan inmortales.
Desde los años ochenta, cuando se descubrió, se han depositado esperanzas en la activación de la telomerasa como método de retrasar el envejecimiento celular.
Varios estudios han demostrado una relación entre telómeros más cortos y muerte prematura. En personas con raras enfermedades caracterizadas por telómeros cortos o con versiones mutadas de la telomerasa se aprecia un envejecimiento prematuro aunque algunos tejidos se ven afectados más que otros.
Cuando se altera genéticamente a los ratones para que no tengan telomeresa, los telómeros se acortan en cada generación celular y los ratones envejecen mucho más rápido, son casi estériles y padecen osteoporosis, diabetes y enfermedades neurodegerativas. Finalmente mueren a corta edad.
El equipo de DePinho creo ratones transgénicos que producían una versión desactivada de la telomerada, pero que podía activarse mediante la administración de un químico denominado 4-OHT. Se permitió a los ratones crecer hasta llegar a adultos sin la enzima, hasta que al cabo de un mes reactivaban la enzima.
Pudieron observar los dramáticos efectos una vez se activaba la telomerasa. Los animales ganaron fertilidad y sus órganos se recuperaron de su estado degenerado. Sus cerebros crecieron más que el cerebro de los ratones de control sin reactivación, recuperaron su tamaño normal y aparecieron nuevas células nerviosas. Recuperaban además el sentido del olfato. Parecía como si los efectos del envejecimiento prematuro se invirtieran. como si los ratones rejuvenecieran. Vivían más que los ratones no tratados pero no más que los ratones normales. Además, los ratones tratados no experimentaron una anormal incidencia de tumores.
El resultado da esperanzas para el tratamiento de ciertas enfermedades cuando hay presencia de versiones mutadas de telomerasa, pero a la vez la telomerasa parece facilitar el crecimiento de los tumores preexistentes. Aunque según DePinho la telomerasa podría prevenir la transformación de células sanas en células cancerosas antes de llegar a ese punto, pues al parecer hay ciertas pruebas en este aspecto.
Sin embargo, otros expertos discuten que el modelo de ratón-telomerasa sea un sistema que permita entender bien los procesos normales de envejecimiento y que incluso la reactivación de esta enzima podría fomentar la aparición de tumores si no se hace con cuidado.
DePinho propone que este tratamiento se haga de manera puntual durante un periodo corto de tiempo para así evitar la aparición de tumores. Sostiene que en un futuro la terapia de telomerasa podría ser combinada un día con otras terapias para así evitar el envejecimiento. En todo caso, la posible aplicación de este tipo de cosas se sitúa muy en el futuro.
Por otro lado un equipo de investigadores ha logrado hacer que nematodos C. elegansvivan más tiempo al activar el proceso de extensión de vida de estos animales y han encontrado su relación con ciertos procesos metabólicos.
Para realizar este descubrimiento los científicos implicados compararon nematodos mutantes de C. elegans que viven mucho tiempo con C. elegans normales que viven lo habitual. Los mutantes se caracterizan por tener una interrupción de la cadena de transporte de electrones mitocondrial. La comparación mostró unos cambios metabólicos significativos, lo que sugiere que la maquinaria energética celular ha sido reconfigurada para funcionar con otros “combustibles” y a producir productos de desecho diferentes. Esto aumentaría la esperanza de vida de los nematodos mutantes.
Los investigadores idearon un nuevo método para recolectar productos de desecho celulares y para estudiarlos para así identificar las reacciones químicas específicas que tienen lugar.
Encontraron que los nematodos mutantes consiguen alargar su vida a través de una serie de cambios sobre cómo las células extraen energía.
Aunque C. elegans se usa frecuentemente como modelo de estudio para el análisis de la biología humana, se necesita más investigaciones para saber si se puede provocar algo equivalente a este estado metabólico en humanos con los mismos resultados en cuanto al alargamiento de la vida.
Este animal ha sido usado mucho en el estudio de la biología humana porque es simple y es relativamente sencillo entender en él los genes que controlan el metabolismo. De hecho, mucho de lo que sabemos sobre el envejecimiento humano lo sabemos gracias a estos nematodos.
Esta investigación muestra que los secretos de una vida larga estarían relacionados en cómo extraemos energía de la comida. Desde hace tiempo se ha comprobado que en modelos animales una dieta de restricción calórica lleva aparejado un alargamiento de la vida.
En todo caso parece que las investigaciones en este terreno avanzan despacio y proporcionan más esperanzas que resultados reales. Puede que algún día se realice un hallazgo en este sentido en humanos, pero no está claro que todos nos podamos beneficiar de él. Quizás por entonces ya estemos criando malvas. O peor aún, a punto de hacerlo y saber que se es de los últimos humanos en no beneficiarse de algo así. Aunque probablemente sea el mismo día en el que prometan una vez más que habrá ya fusión nuclear en unos 20 años.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3323

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia