...
...

Aún se desconoce mucho sobre el derrame en el Golfo de México

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Aún se desconoce mucho sobre el derrame en el Golfo de México


Esta fotografía de archivo del 14 de octubre del 2010 muestra un cangrejo cubierto de petróleo sobre un guante en Bay Jimmy, cerca de la costa de Luisiana. A seis meses de la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, el medio ambiente y la economía de la región norte del Golfo de México continúan en un estado de incertidumbre. (Foto AP/Patrick Semansky)Height (pixels): 341Width (pixels): 512Series ID: 880737d3-a001-4c29-9d59-d6902bc025c2Photo ID: 6ad9cbbf-edcd-43b8-8b72-f167e857f6deAsset Type: PHOTOPrevious Photo ID: 880737d3-a001-4c29-9d59-d6902bc025c2
1 hora, 13 minutos
NUEVA ORLEANS (AP) - El petróleo ha dejado de salir a borbotones y las costas están limpias en su mayoría, pero el impacto del peor derrame petrolero en la historia de Estados Unidos continuará por años.
(PUBLICIDAD)
A seis meses de la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon, ocurrida el 20 de abril, el medio ambiente y la economía de la región norte del Golfo de México continúan en un estado de incertidumbre en el que los medios de subsistencia están alterados, los pescadores no tienen trabajo, los turistas no se acercan y no ha quedado claro cuál es el daño al mar y sus costas.
Podrían pasar años antes de que sean comprendidos los verdaderos efectos del derrame. En gran medida no se sabe a ciencia cierta lo que significarán los cerca de 780 millones de litros de crudo (206 millones de galones) que se derramaron del pozo de la compañía BP PLC _de los cuales, unos 643 millones de litros (170 millones de galones) se vertieron efectivamente en el Golfo de México_ para los animales y la flora que habita en uno de los cuerpos de agua más diversos del mundo.
"Hay algunas cosas que ya comienzan a revelarse por sí mismas", dijo Steve Murawski, principal científico especializado en peces para la Oficina Nacional de Administración de los Océanos y la Atmósfera. "Pero nos tomará algún tiempo lograr cierta perspectiva".
Murawski considera que los científicos tendrán que estudiar la región por años, al igual que lo han tenido que hacer tras el derrame del buque tanque Exxon Valdez en Alaska en 1989, que fue mucho menor.
"Este (el del Golfo de México) se quedará con nosotros por décadas, sin duda", dijo.
Los escenarios apocalípticos temidos durante el peor momento del derrame no se cumplieron, pues se cree que gran parte del petróleo se evaporó o dispersó. Los pantanos han vuelto a la vida y se han encontrado menos animales muertos que lo que se temía.
Pero las buenas noticias son insuficientes y existe el temor de que el país pudiera estar retirando su atención del problema demasiado pronto, considerando el daño real que se ha causado.
"Francamente, puedo decir que me siento muy pesimista al respecto", dijo Byron Encalade, presidente de la Asociación de Pescadores de Ostras de Luisiana, cuyos ostreros están muertos o muriendo. "No sabemos dónde estamos. Ni siquiera tenemos una evaluación completa del daño ni cuánto tiempo se llevará corregirlo. Pero esta es nuestra vida. No tenemos otro lugar al cuál ir".
El gobierno reabrió cerca de 90% de las aguas federales en el Golfo a la pesca y dijo que todos los animales capturados en las zonas recientemente abiertas se pueden consumir. Pero la pesca comercial continúa en caos debido a un grave problema de imagen.
Los pescadores recolectan cargas completas de camarón y pescado, pero los que los procesan dicen que el público temeroso casi no los solicita.
El gobierno federal ha declarado que gran parte del petróleo se ha ido del Golfo de México. Pero varios investigadores independientes han dicho que descubrieron cantidades importantes de crudo bajo la superficie del mar, incluyendo el suelo del océano.
Los especialistas temen que el petróleo que continúa ahí pueda afectar a las especies en la base de la cadena alimenticia y dañar las tasas de reproducción de peces como el atún de aleta azul, que desovaban en la zona al momento del derrame.
Mientras tanto, persiste el peligro de una catástrofe nueva, pues las compañías petroleras han retomado la perforación de otros pozos a gran profundidad a pesar de que aún no se han implementado muchas medidas de seguridad que podrían evitar este tipo de desastres

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia