...
...

Prueban con éxito una vacuna contra el Alzheimer en ratones

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta

Prueban con éxito una vacuna contra el Alzheimer en ratones

Área: Medicina — Viernes, 16 de Junio de 2006
Foto
Placas de proteína beta amiloide.
Un grupo de científicos desarrolla una vacuna contra el Alzheimer que de momento funciona bien en un modelo animal.
En el cerebro de los enfermos de Alzheimer se forman placas de proteína beta amiloide que provoca los graves y tristes efectos de esta enfermedad neurodegenerativa. Los investigadores esperaban que exponiendo al sistema inmunitario humano a pequeñas cantidades de esta proteína se podría detener el curso de la enfermedad. En 2003 unas pruebas preliminares sobre esta idea de una vacuna en contra del mal Alzheimer fueron paradas porque 18 de los 298 pacientes desarrollaron tumefacción en sus cerebros. Al parecer el sistema inmunitario de este 6% de los casos reaccionó demasiado fuertemente y dañó directamente el cerebro.
Ahora un grupo de científicos liderados por Yoh Matsumoto del Instituto Metropolitano de Neurociencias en Tokio ha desarrollado una nueva vacuna basada en ADN que provoca que las células produzcan beta amiloide y de este modo hacer que el sistema inmunitario ataque a la proteína. Además, esta nueva aproximación al problema funciona bien en ratones sin que exhiban efectos secundarios. 
Los investigadores desarrollaron la vacuna manipulando el ADN que gobierna la producción de beta amiloide. Entonces probaron la vacuna bajo dos condiciones: un sistema preventivo contra el desarrollo de la enfermedad evitando que se formen las placas y un sistema terapéutico para aquellos que ya la han desarrollado.
En el primer caso se vacunó a ratones de tres meses de edad antes de que apareciera la enfermedad y en el segundo a ratones de un año que ya habían desarrollado la enfermedad.
Después de cuatro meses de inyecciones quincenales los ratones del grupo de prevención tenían un 30% menos de beta amiloide que los ratones de del grupo de control que no recibieron ningún tratamiento y después de un año tenían un 50% menos. La reducción final a los 18 meses de edad fue de un 38.5% menos que el grupo de control.
En el caso del segundo grupo se observó que la vacuna también era efectiva como tratamiento. Después de seis meses de inyecciones consiguieron reducir los niveles de beta amiloides en un 40%. Lo más importante es que, independientemente de cómo fuese administrada esta vacuna, no se observaron efectos secundarios como tumefacción o hinchazón en los cerebros de los animales, por lo que esta vía es mucho más segura que la idea original.
Como este sistema muestra tan buenos resultados es de esperar que en algún momento se pueda utilizar la misma aproximación para el tratamiento de la enfermedad en humanos. Naturalmente deben de pasar muchos años de pruebas hasta este tratamiento se aplique normalmente a personas en caso de que finalmente tenga éxito.
Referencia: resumen en PNAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia