...
...

Autoconciencia en macacos

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta


Autoconciencia en macacos

Área: Etología — Miércoles, 6 de Octubre de 2010
Según un estudio reciente los macacos también podrían reconocer su imagen en un espejo, al contrario de lo que creía hasta ahora. Este resultado siembra dudas sobre el test tradicional que mide esta capacidad.
Foto
Un macaco mira su imagen en un espejo. Fuente: Luis Populin.
¿Qué nos hace seres humanos? ¿Existe un umbral evolutivo más allá del cual un animal deja de serlo para pasar a ser un humano? Dejando a un lado las características físicas de nuestro cuerpo creemos que lo que nos hace humanos debe de estar en nuestro cerebro, en nuestra mente. Entre esas características están la inteligencia, el amor, los sentimientos o la capacidad de ser conscientes de uno mismo. No estamos seguros cuáles de estas características son exclusivamente humanas, pues algunas de ellas están presentes en algunos animales en algún grado. Tampoco sabemos si entre esas hay alguna que surgió de la nada de golpe hace poco tiempo o si evolucionaron poco a poco a partir de características que ya estaban en nuestros antepasados no humanos. Los primeros genes que permitieron cierta comunicación intercelular aparecieron hace unos 600 millones de años en las esponjas y posibilitaron más tarde la aparición del cerebro. Pero la existencia de un sistema nervioso más o menos complejo no es garantía de que haya pensamiento avanzado o autoconciencia. 
No es fácil estudiar este tipo de cosas, entre otras cosas porque nuestros antepasados, humanos o no, ya no están entre nosotros. Pero podemos estudiar animales que sean descendientes directos de ellos y que no hayan cambiando mucho durante todo este tiempo.
Vamos a fijarnos en una característica mental básica como la autoconciencia y en cómo se ha tratado de medirla en otros animales. Durante los últimos 40 años se ha utilizado un test para medir un aspecto de la autoconciencia: la capacidad de reconocerse a uno mismo en el espejo.
Este test consiste en poner un espejo frente al animal a estudiar y hacer algún tipo de marca inocua en la cara del animal en cuestión.
La inmensa mayoría de los animales no se reconocen en la imagen que ven en el espejo. Muchos de ellos la ignoran y otros algunas veces la interpretan como un competidor e incluso se dan la vuelta para comprobar si el invasor está al otro lado del espejo.
Sólo unos pocos se reconocen e incluso tratan de eliminar la marca que le han hecho el investigador. Entre estos animales hay una especie de ave, un elefante, los delfines o los orangutanes.
Los chimpancés superan también esta prueba, pero la mayoría de los primates no. Por eso los especialistas del campo empezaron a discutir una posible división cognitiva entre ellos. Entre los animales que tampoco parecían pasar el test eran los macacos.
Pero la cosa parece haber cambiado ahora. En un estudio publicado el pasado día 29 en PLoS ONE Luis Populin y sus colaboradores de Wisconsin-Madison muestran que bajo ciertas condiciones los macacos, que normalmente fallan el test estándar del espejo, parecen reconocer su propia imagen en y realizan acciones atribuibles a animales con conciencia de sí mismos. Esto levantaría dudas sobre el valor del test tradicional a la hora de medir la autoconciencia y sobre la división entre primates.
Todo empezó cuando un técnico de laboratorio (Abigail Rajala) comentó a este investigador que los macacos con los que estaban experimentando se reconocían en el espejo, a lo que Populin contesto que eso no podría ser porque la literatura científica lo negaba. Así que decidió hacer un estudio simple comprobando con agrado que efectivamente Rajala tenía razón.
Estos macacos examinaron usando el espejo las áreas de su cabeza en donde tenían colocados implantes para otro tipo de experimentos. Además examinaban áreas de su cuerpo como los genitales que nunca habían visto antes. En algunos casos se ponían boca abajo o recolocaban el espejo para verse mejor. Al cubrir el espejo todo este tipo de comportamientos desaparecía.
Sin embargo, uno de los macacos interpretó su imagen como un invasor y se mostró agresivo o sumiso.
Según Christopher Coe, primatólogo en la misma universidad, si un macaco joven o adulto con el cerebro dañado es capaz de reconocerse y apreciar su imagen reflejada en un espejo, entonces esto se puede interpretar como una prueba de autoconciencia. Sostiene, por tanto, que hay que extender la autoconciencia también a los macacos.
Surge la duda de si la autoconciencia apareció varias veces en especies no emparentadas evolutivamente. Según Charles Snowdon en lugar de haber una división clara puede que la autoconciencia haya evolucionado a lo largo de un continuo, y que se la pueda encontrar en diferentes formas y en diferentes localizaciones en el árbol evolutivo. No podríamos entonces trazar una frontera clara en este caso.
Según Populin el test tradicional no es lo suficientemente sensible como para detectar autoconciencia en especies “inferiores” y que éstas puede que la tengan en algún grado o forma diferente y que pueda mostrarse en diferentes situaciones si se usan nuevos tests.
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3260

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia