...
...

Mar de burbujas magnéticas protegerían al Sistema Solar

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta


Mar de burbujas magnéticas protegerían al Sistema Solar

El Sistema Solar en su zona más lejana contiene un mar jabonoso y turbulento de burbujas magnéticas que interactúan con las partículas de otras galaxias que al entrar a nuestro sistema determinan cómo interactuarán con el resto del Universo, revelaron observaciones de la sonda Voyager de la agencia espacial estadounidense (NASA).

Científicos utilizaron un modelo de computadora para analizar los datos de la sonda que ha llegado a la zona más lejana del Sistema en la historia de la carrera espacial terrestre y encontraron que el campo magnético del Sol está conformado por 160 millones de kilómetros de burbujas.
 
Las burbujas se crean cuando las líneas del campo magnético se rompen y dispersan materia que se reorganizan de ésta forma. Cada burbuja tiene una longitud de 100 millones de millas (160 millones 934 mil 400 kilómetros), describen los científicos en la revista científica Astrophysical Journal.

Como la Tierra, nuestro Sol tiene un campo magnético en sus polos. Las líneas del campo se extienden hacia fuera por el viento solar, expandiéndose las partículas cargadas de la estrella hacia los extremos de la Vía Láctea.

Voyager se encuentra a 14 mil millones de kilómetros de la Tierra y está en una zona límite del Sistema. En esa área el viento solar y el campo magnético se ven afectados por el material que a su vez expelen otras estrellas.


"El campo magnético del Sol se expande a lo largo del borde del Sistema Solar por que las rotaciones del Sol hacen que el campo magnético hace que se tuerza y arrugue, similar a una falda de bailarina. En las lejanías del Sol, donde la Voyager se encuentra los pliegues de la falda se compactan", dijo el astrónomo Merav Opher de la Universidad de Boston y autor del artículo que se publica en el Journal.

Cuando el campo magnético se compacta tanto, las líneas magnéticas se entrecruzan y reconectan; la reconección magnética es tan energética como las llamaradas solares. Los pliegues compactados se reorganizan a sí mismos, a veces de forma explosiva, por lo que crean espuma de burbujas magnéticas.

Los investigadores nombraron a esta región como  "la heliofunda" que es la frontera entre el Sistema Solar y el resto de la Vía Láctea, por la que miles de objetos y cuerpos tratan de introducirse, pero se encuentran con una barrera violenta de burbujas magnéticas.

La relevancia del hallazgo se relaciona con la importancia de entender la estructura del campo magnético solar, pues esto permitiría a los científicos explicar cómo los rayos cósmicos galácticos entran a nuestro sistema solar e influyen en cómo interactuará el Sol y las estrellas con el resto de la galaxia.

"Continuamos tratando de comprender las implicaciones de los hallazgos", dijo el físico Jim Drake de la Universidad de Maryland e investigador del equipo Voyager.

La teoría que se sostenía antes de saber de la posible existencia de las burbujas era que los cuerpos externos se frenaban por la existencia de los rayos cósmicos en el borde del Sistema Solar.

"Las burbujas magnéticas aparecen como nuestro primer contra argumento frente a los rayos cósmicos. No hemos determinado si esto es algo bueno o no", dijo Opher.

Por una parte, las burbujas podrían considerarse como un escudo muy poroso que permitiría a muchos rayos cósmicos introducirse en nuestro Sistema. Pero, por otra parte, los rayos cósmicos podrían quedar atrapados dentro de las burbujas lo cual sería un escudo mucho más poderoso.

Los científicos tendrán que esperar a más datos de la misión Voyager conformada por dos sondas gemelas que se lanzaron en 1977 con el objetivo de cruzar la frontera interestelar del espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia