...
...

Entrelazamiento cuántico, ¿cuasi omnipresencia?

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta
profetacuentalabiblia

presenta
 

Entrelazamiento cuántico, ¿cuasi omnipresencia? 

Dirección: Jairo Cadima 

Esto es solo un adelanto de la bibliografía (algo de ella) que usaremos para los próximos estudios, así que para los ansiosos les dejo esta introducción al siguiente estudio sobre la descripción de una posible teoría de la omnipresencia cuántica…si te interesa saber qué relación tiene esto con Dios tenés que esperar un poco, pero acá te voy dejando algunos artículos asombrosos sobre cuántica neutra… 

Este es solo un adelanto de la bibliografía que usaremos en el siguiente estudio sobre

Entrelazamiento cuántico, ¿cuasi omnipresencia?

Pero primero algo de gospel...pone play
 







link: http://www.youtube.com/watch?v=jyArxieVDcY&feature=related 

Entrelazamiento cuántico 

 

El entrelazamiento cuántico (quantum entanglement, en inglés), es una propiedad predicha en 1935 por Einstein, Podolsky y Rosen (en lo sucesivo EPR) en su formulación de la llamada paradoja EPR. Es un fenómeno cuántico, sin equivalente clásico, en el cual los estados cuánticos de dos o más objetos se deben describir haciendo referencia a los estados cuánticos de todos los objetos del sistema, incluso si los objetos están separados espacialmente. Esto lleva a correlaciones entre las propiedades físicas observables. Por ejemplo, es posible preparar (enlazar) dos partículas en un solo estado cuántico de forma que cuando se observa que una tiene el espín arriba la otra siempre tendrá el espín abajo, pese a la imposibilidad de predecir, según los postulados de la mecánica cuántica, qué estado cuántico se observará. 

Esas fuertes correlaciones hacen que las medidas realizadas sobre un sistema parezcan estar influenciando instantáneamente otros sistemas que están enlazados con él, y sugieren que alguna influencia se tendría que estar propagando instantáneamente entre los sistemas, a pesar de la separación entre ellos. 
No obstante, no parece que se pueda transmitir información clásica a velocidad superior a la de la luz mediante el entrelazamiento porque no se puede transmitir ninguna información útil a más velocidad que la de la luz. Sólo es posible la transmisión de información usando un conjunto de estados entrelazados en conjugación con un canal de información clásico, también llamado teleportación cuántica. Mas, por necesitar de ese canal clásico, la información útil no podrá superar la velocidad de la luz. 

El entrelazamiento cuántico fue en un principio planteada por sus autores (Einstein, Podolsky y Rosen) como un argumento en contra de la mecánica cuántica, en particular con vistas a probar su incompletitud puesto que se puede demostrar que las correlaciones predichas por la mecánica cuántica son inconsistentes con el principio del realismo local que dice que cada partícula debe tener un estado bien definido, sin que sea necesario hacer referencia a otros sistemas distantes. 

Con el tiempo se ha acabado definiendo como uno de los aspectos más peculiares de esta teoría, especialmente desde que el físico norirlandés John S. Bell diera un nuevo impulso a este campo en los años 60 gracias a un refinado análisis de las sutilezas que involucra el entrelazamiento. La propiedad matemática que subyace a la propiedad física de entrelazamiento es la llamada no separabilidad. Además, los sistemas físicos que sufren entrelazamiento cuántico son típicamente sistemas microscópicos (todos los que se conocen de hecho lo son), pues en el ámbito macroscópico esta propiedad se pierde en general debido al fenómeno de la decoherencia. 
El entrelazamiento es la base de tecnologías en fase de desarrollo tales como la computación cuántica o la criptografía cuántica, y se ha utilizado en experimentos de teleportación cuántica. 


Entrelazamiento cuántico y libre albedrío 


 
Área: Física — Martes, 31 de Agosto de 2010 
Un trabajo teórico de unos físicos interpreta el libre albedrío de los experimentadores que estudian el entrelazamiento cuántico. 

Uno de los efectos cuánticos más desconcertantes es el del entrelazamiento cuántico y su colapso en un experimento EPR. En este tipo de experimentos se entrelazan cuánticamente dos partículas que podemos llamar Alice y Bob y se disparan en sentidos opuestos. Los estados de de ambas partículas estarán indeterminados hasta que una medida colapse el estado de una de ellas, entonces, automáticamente, el estado de la otra quedará totalmente determinado y de manera instantánea, incluso si median años luz de distancia. Aunque no se viola la causalidad relativista, pues el proceso no trasmite información, no deja de ser sorprendente. Si además tenemos en cuenta que la primera partícula en ser medida depende de nuestro sistema de referencia según la Relatividad Especial, no es de extrañar que esta “acción a distancia” le desagradara tanto a Albert Einstein (la E de EPR). 
La solución que se propuso en un principio fue el afirmar que la Mecánica Cuántica (MC) no es una teoría final, sino una suerte de aproximación estadística a una teoría más fundamental que tendría unas variables aún por descubrir y que se denominaron “ocultas”. 
Gracias al trabajo teórico de Bell con sus desigualdades se pudo demostrar más tarde que tal teoría de variables ocultas no existía. Los experimentos, por tanto, descartan correlaciones ocultas entre partículas en las que los resultados de las medidas están de acuerdo desde un principio. La Naturaleza parece ser tan extraña como estos experimentos dicen, cuyos resultados no son fruto de nuestra ignorancia, sino de una física real y sorprendente. 
El proceso de medida en MC también ha hecho correr ríos de tinta y todavía no está del todo solucionado al gusto de todos. Aunque se han propuesto buenas soluciones, también ha dejado abierta la puerta a cantamañanas sin escrúpulos que introducen misticismo en el asunto, y hablan del supuesto papel de la consciencia en el proceso de colapso (algo que vende muchos libros de “divulgación”). 
No obstante, la naturaleza de la MC ha hecho que los físicos reconsideren su propio papel en este tipo de procesos. 
Imaginemos que una mano invisible forzara a los experimentadores a realizar medidas que siempre den lugar a este extraño acuerdo en los experimentos EPR de acción a distancia. 
Ahora, Jonathan Barrett de la Universidad de Bristol y Nicolas Gisin de la Universidad de Ginebra nos proporcionan una nueva perspectiva a este problema. 
Asumen que el entrelazamiento se da como un mecanismo cuántico que prohíbe, entonces se preguntan cuanta libertad tiene el experimentador que tener para descartar la posibilidad de interferencias ocultas. 
La respuesta es interesante. Según estos dos físicos si se comparte alguna información entre el experimentador y las partículas que mide, entonces el entrelazamiento puede ser explicado por algún tipo de proceso oculto que es determinista. Esto, en términos prácticos, viene a decir que no hay información compartida entre un generador de números aleatorios que determine los parámetros del experimento y las partículas que son medidas. 
Pero lo mismo se mantiene para los experimentadores y no hay información compartida entre ellos y las partículas que miden. En otras palabras, tienen libre albedrío. 
Es más, si un experimentador carece de sólo un poquito de libre albedrío entonces la MC puede ser explicada en términos de variables ocultas. Pero si aceptamos la validez de la MC entonces podemos ser capaces de estudiar la naturaleza del libre albedrío. 
Claro que, todo depende de lo que entendamos como libre albedrío. 
Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=3223 
Fuentes y referencias: 
Nota en Technology Review. 
Artículo en ArXiv. 
 


Bueno, voy a adelantar algo más sobre esto, es un estudio que estoy haciendo con lo cual barajaremos la posibilidad de una teoría cuántica, vahh, una unificación y potenciación de teorías ya existentes que demostrarían como sería posible un ser omnisciente y omnipresente entre nosotros… ¿dios quizás?

...si es será, pero este ser estaría manejando información y auto transmitiéndosela a nivel sub atómico y a una velocidad muy superior a la de la luz…un ser que puede redirigir información a una velocidad directa muy superior a la de la luz y su existencia se moviera a nivel cuántico, subatómico no sería otra cosa que omnipresente y con lo cual omnisciente.

Pero eso aun lo estoy editando, falta mucho porque será un estudio realmente importante, si queres estar pendiente de su publicación debes hacerte seguidor de estoymuyalto y acá se publicara primero, en simultaneo con facebook y el blog profetacuentalabiblia, ya muchísimos se suman día a día, cualquier sea tu dogma no lo dudes, al menos te servirá como información interesante o curiosa, desde ya sos bienvenido amigo o amiga…
Estos estudios los creamos nosotros así que la única forma de tenerlo primero es haciéndote seguidor de este usuario, del facebook o del blog…no copiamos, creamos…
 de ....Jai...... 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia