...
...

Invitado especial en las fotos de la boda real

profetacuentalabiblia.blogspot.com presenta


Invitado especial en las fotos de la boda real: 


un “wiggly worm” rosa neón

Por: Lylah Alphonse, redacción de Shinevie, 6 may 2011 14:10 GMT+00:00
Crédito:AP
Mientras Grace van Cutsem, la ahijada del Príncipe Guillermo, robaba cámara con su famoso ceño fruncido en el balcón del Palacio de Buckingham la semana pasada, otra dama de honor del cortejo nupcial, Eliza Lopes, de 3 años de edad, recibía un poco de ayuda para su aparición en primer plano.
En la fotografía familiar oficial de la fastuosa boda real del Príncipe Guillermo y Kate Middleton, la pequeña puede ser vista sosteniendo un pequeño objeto de peluche de color rosa neón, que es un juguete llamado "wiggly worm".
El juguete contrasta con su vestido blanco de seda pero, de acuerdo a la abuela de Eliza, la Duquesa de Cornualles (Camilla Parker Bowles), la gente apenas ha comenzado a notarlo -y es demasiado tarde para hacer que todos vuelvan a posar para otra foto.
"¿Vieron el "wiggly worm"? Eso fue de lo más gracioso", le dijo a The Daily Mail. "No puedo creer que nadie lo haya notado".
El juguete fue un regalo del Príncipe Enrique, hijastro de la abuela de la pequeña Eliza, quien se lo dio cuando a ella la asustó el ruido de las multitudes durante el recorrido en carruaje hacia el Palacio después de la boda. La atemorizada niña vio el juguete y comenzó a reír –y se negó a devolverlo.
"Estaba tan preocupada por Eliza. es una pequeña adorable y se veía tan hermosa con su vestido, pero era una ocasión muy importante para una niña de su edad", dijo Camilla sobre Eliza, quien es hija de Laura Lopes, la hija de Camilla. "Harry sacó este 'wiggly worm' de su bolsillo en la carroza para entretener a las niñas. A Eliza le encantó tanto que no quería soltarlo".
"¿Pueden creerlo? Me estaba agarrando del dedo pero en la otra mano tenía este gusano de juguete", contó Camilla durante un evento para una organización benéfica.
wiggly worm
El fotógrafo oficial de la boda real, Hugo Burnand, llegó preparado con algunos juguetes populares –así como con bastantes golosinas Jelly Beans- para asegurar que todos los niños lucieran sonrientes en el retrato del cortejo nupcial.
Las fotografías fueron tomadas en el Salón del Trono del Palacio de Buckingham, y presentan al Duque y la Duquesa de Cambridge con sus padres, hermanos, damas de honor y pajes. Las imágenes fueron captadas después de la ceremonia religiosa y justo antes de los ahora famosos besos de la pareja real en el balcón del palacio.
"Teníamos repuestos para todo –cables, luces, cámaras, lentes- y repuestos para los repuestos", le contó Burnand a WWD.com. "Antes del gran día, escenificamos ensayos con suplentes y cronómetros. Sabíamos que si todo el mundo llegaba corriendo de la Abadía de Westminster, sólo tendríamos 44 minutos para la sesión de fotos”.
Siete miembros del personal ayudaron a que todo transcurriera sin problemas, al igual que Sarah Burton, la directora creativa de Alexander McQueen, quien diseñó el vestido de la novia. “Al final, hicimos todo en 26 minutos”, dijo Burnand. “Les prometí a los niños jelly beans y wiggly worms y funcionó”.
El fotógrafo que tomó las imágenes, cuyas fotografías también han aparecido en la revista Tatler,  es una presencia habitual en los eventos de la realeza: fue fotógrafo para la boda del Príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles en el 2005. Burnand también estuvo a cargo del retrato del Príncipe Carlos para su sexagésimo cumpleaños y dice que ya conocía a los recién casados tras encontrárselos algunas veces en diversos eventos.

1 comentario:

  1. Jajaja, que divertido, pero ¿cómo se llama la ahijada del Príncipe Guillermo?.

    ResponderEliminar

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia