...
...

Un mundo sin coches



Un mundo sin coches





Un mundo sin coches
En el mundo se han fabricado más de mil millones de coches y actualmente circulan por el planeta más de 650 millones, pero el fin del petróleo puede acabar con la civilización del automóvil, según los expertos Kingley Dennos y John Urry, de la Universidad de Lancaster.
¿Qué pasará cuando acabe el petróleo, cuando los cambios climáticos producidos por las emisiones de dióxido de carbono causen un flujo de inmigración desde el sur pobre hacía las ciudades del rico norte, cuando la urbanización lleve a una escasez de energía y recursos y cuando la gente del mundo tenga que encontrar un medio transporte que no sea el coche del siglo XX?.
Ésta no es una película de catástrofes hollywoodiense, sino la incómoda realidad que puede manifestarse para generaciones futuras, según afirman dos expertos de la Universidad de Lancaster (Reino Unido): Kingsley Dennis, investigador asociado de la universidad, y John Urry, catedrático de Sociología, que han publicado el libro "Un mundo sin coches".
La obra es una reflexión que incluye tres escenarios futuros concretos sobre cómo la gente vivirá y se moverá cuando ya no se pueda contar con los medios de transporte del siglo pasado.
En el libro, los autores sostienen que el sistema automovilístico, tal y como lo conocemos del siglo XX, está destinado a ser reorganizado antes de que acabe este siglo, y que deberá surgir un nuevo sistema.
Una serie de cambios en las tecnologías, en la política, en la economía y en las sociedades alrededor del mundo son necesarios para poder hacer realidad este nuevo régimen, y fuerzas "muy poderosas" socavan el antiguo sistema del coche, según los autores.
Los autores afirman que combustibles alternativos (del tipo hidrógeno o biocombustibles), nuevos materiales, automóviles inteligentes, políticas de transporte postautomovilísticas y nuevas pautas de vida y trabajo pueden llegar a ser los pilares a de un nuevo sistema de vehículos.
Sin embargo, quedan obstáculos importantes para que se realice tal cambio de régimen.
Los autores sostienen que la vida en el futuro puede llegar a ser hasta "desagradable, brutal, solitaria y corta" cuando las consecuencias del cambio climático, el cenit del petróleo y el crecimiento demográfico mundial se hayan precipitado.
Es por tanto "absolutamente necesario" librarse del sistema automovilístico con sus altas emisiones de carbono para limitar los efectos desastrosos del cambio climático y la crisis energética creada por la urbanización y los refugios climáticos.
Lo más preocupante es que las opciones que quedan para el futuro de la humanidad son limitadas por la herencia pesada del siglo XX, según los escritores. "El siglo XX está vengándose sobre el siglo XXI" profesan en la obra.
Anne Melander.
EFE-Reportajes.
"El siglo XX está vengándose sobre el siglo XXI" dicen los expertos de la Universidad de Lancaster (Reino Unido) EFE/Harish Tyagi
Los expertos sostienen que el sistema automovilístico, tal y como lo conocemos del siglo XX, está destinado a ser reorganizado antes de que acabe el presente siglo.
Un nuevo tipo de automóviles son necesarios para la sostenibilidad del medioambiente, aseguran los expertos. EPA-EFE/Ian Salas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia