...
...

Nanotecnología en su lavadora

Nanotecnología en su lavadora 

La nanotecnología se ocupa de trabajar con lo muy, muy pequeño. De remodelar los materiales por debajo de un micrómetro, es decir, una millonésima parte de un metro. Dimensiones tan pequeñas que hacen que no lleguemos a verla aunque nos rodee en multitud de productos.

“No se como hacerlo a pequeña escala de forma práctica, lo que se es que los ordenadores son muy grandes; ocupan habitaciones. ¿Por qué no hacerlos muy pequeños?” Esta frase que ahora puede resultar sorprendente es parte de There's Plenty of Room at the Bottom”, una conferencia pronunciada en 1959 por el premio Nobel de Física Richard Feynman. Palabras proféticas porque la fabricación de circuitos integrados como los del ordenador donde escribo esto es una de las aplicaciones más conocidas de la nanotecnología.

Sin embargo, menos de 50 años el diseño y fabricación de pequeñas estructuras se ha extendido a multitud de objetos. En la mayoría de los casos de trata de recubrimientos superficiales, finas capas intercaladas entre otros materiales o partículas diseminadas dentro de una matriz. De momento no son estructuras muy complejas pero, a cambio, pueden encontrarse en productos que ya están a la venta ¿Una pequeña lista?

Si puede conseguirse tanto con estructuras tan simples, el futuro en esta área parece espectacular. En esta página sobre  aplicaciones industriales de la nanotecnología (via  physorg.com) puede encontrarse un listado con mas de 500 usos cotidianos de esta tecnología. Desgraciadamente no aparece ni una de origen español, aunque imagino (y deseo) que exista alguna que no tiene catalogada. Al menos, empezamos a investigar en ello. Como ejemplo, los veinticinco millones de euros del proyecto ART-DECO que intenta desarrollar nuevos recubrimientos decorativos basados en capas muy finas sobre cerámicas, plásticos o metales con el objetivo de sustituir a los contaminantes procesos actuales. Esperemos que tengan éxito y empecemos a recuperar el terreno perdido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia