...
...

quién teme al perezoso gigante?

quién teme al perezoso gigante? 

Para una tribu primitiva ¿durante cuanto tiempo se mantienen los recuerdos? Especialmente los recuerdos traumáticos de una criatura alta, cubierta de pelo y de un olor nauseabundo. Y no, no es Yeti aunque hay quien se aproveche para apoyar esas teorías.


La imagen de la izquierda se corresponde con un perezoso actual. Aunque hay diversas especies se trata generalmente de animales mamíferos de entre 50 y 70 centímetros con movimientos lentos, al igual que su metabolismo, y digestiones que pueden durar hasta un mes. Difícilmente podría interpretarse como una amenaza para un humano. Pero hasta finales del Pleistoceno, hace apenas 10.000 años, tenía unos “primos” que daba mucho más miedo.

Los perezosos terrestres gigantes eran un conjunto de especies animales de entre 1 y 6 metros y hasta tres toneladas de peso.  Caminaban sobre cuatro patas pero podían sostenerse sobre dos como los osos. Se cree que eran herbívoros  pero solo ver el esqueleto de la foto basta para darse cuenta de lo impresionantes que resultaban.  También  podían vocalizar ciertos sonidos lo que completaba esa misma imagen . Ocuparon zonas de casi toda América durante unos treinta millones de años. Fueron parte de las extinciones masivas de mamíferos de finales de Pleistoceno.  Se extinguieron hace apenas unos miles de años junto con otros muchos mamíferos gigantes, como los mamuts o los “dientes de sable”  , pero se conserva un buen registro fósil de los mismos.
Y puede que se conserve algo más. Se cree que poblaciones aisladas de mamuts pudieron sobrevivir hasta hace apenas 2.500 años. De mismo modo, es posible que poblaciones aisladas de perezosos gigantes se escondiesen en lugares poco accesibles, como la selva del Amazonas. Se han recogido algunas extrañas historias que podrían corresponderse con encuentros con dichos animales. Nada concluyente así que, de momento, hay que aplicar la “navaja de Occam” y pensar que probablemente se trata de simples exageraciones o la repetición de historias antiguas. Lo que no evita que algunos investigadores sueñen con la posibilidad de encontrar un nuevo mamífero como sucedió en Borneo hace apenas dos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia