...
...

Una bacteria en fondo mar realiza fotosíntesis sin luz solar

Una bacteria localizada en los respiraderos hidrotermales del fondo del mar, que son como volcanes submarinos, es capaz de realizar la fotosíntesis sin luz solar, a partir de radiaciones geotermales, procedentes del calor de la Tierra, según las conclusiones de una investigación científica.


Hasta el momento no estaba claro si el flujo de fotones o partículas que constituyen la luz de los respiraderos hidrotermales podían garantizar la existencia de organismos obligatoriamente fotosintéticos.

La falta de luz solar en el hábitat de esa bacteria sumergida en terrenos volcánicos de las profundidades de los océanos no les supone un impedimento para sobrevivir, según los científicos, miembros de la University of British Columbia, en Vancouver (Canada).

Estos oscuros y humeantes respiraderos en el fondo del océano, y que en un primer momento podrían ser el último lugar en donde uno pensara encontrar un organismo fotosintético, emiten una luz variable sin embargo en forma de radiación geotermal, que garantizaría la vida a ciertas bacterias.

El científico Thomas Beatty, director de la investigación, que se publica mañana en PNAS, y sus colegas recogieron muestras de agua de en torno a varios respiraderos hidrotermales en el Pacífico de América del Sur, y cultivaron un microbio que creció tras un proceso de iluminación.

A partir de distintos análisis de ADN, los autores del estudio clasificaron el microbio obtenido como un tipo de la familia de la bacteria verde del azufre, que es capaz de utilizar luz y azufre para obtener energía.

Según recuerdan los científicos, la abundancia de vida en la Tierra se debe casi en su totalidad a procesos de fotosíntesis biológica dependiente de la energía de la luz.

Antes se creía que la fuente generadora de luz en los hábitat naturales era la del Sol, con lo que se pensaba que la fotosíntesis se restringía a los espacios donde alcanzaban los rayos sobre la superficie de la Tierra.

Pero si la fotosíntesis se da también en otros ambientes iluminados geotérmicamente, a partir del calor en el interior de la Tierra, ello eleva la diversidad de los hábitat fotosintéticos posibles, tanto en la Tierra como en otros mundos que podrían abrigar condiciones de vida.

Las bacterias verdes del azufre son anaerobias que requieren luz para el crecimiento a partir de la oxidación de los compuestos sulfúricos para reducir el dióxido de carbono a carbono orgánico, y además son capaces de un crecimiento fotosintético con intensidades de luz extremadamente bajas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seria genial si te comunicaras y dejaras algo escrito aquí abajo, gracias.
Thalia